Actualizado: 19/01/2019
InicioNoticiasLa ampliación del cementerio de Viveiro sigue pendiente del Plan General de Ordenación Municipal

La ampliación del cementerio de Viveiro sigue pendiente del Plan General de Ordenación Municipal

La ampliación del cementerio de Viveiro sigue pendiente del Plan General de Ordenación Municipal

Vía: La Voz

El PXOM (Plan Xeral de Ordenación Municipal) de Viveiro (provincia de Lugo) contempla la ampliación del cementerio de Altamira, de propiedad y gestión municipal.

El documento en el que trabajan técnicos y políticos marca el área susceptible de incorporar a la actual superficie de la necrópolis, identificada como zona dotacional, hacia la vía de tren, pero también colorea un amplio espacio en Pé de Boi. Técnicamente posible, hay una limitación económica, porque el Concello debería comprar las fincas afectadas.

Desde hace unos años Viveiro arrastra más de 200 solicitudes de nuevos nichos. El edil Celestino García preguntará en el próximo pleno cuáles son las previsiones de construcción de nuevos nichos en Altamira, si hay fecha prevista para acometer la ampliación, y si el gobierno local «puede garantizar el poder atender la demanda».

El edil del PP reconoce que «se hicieron algunas mejoras», pero al mismo tiempo insiste en que «la más necesaria es la de ampliación porque hay mucha lista de espera por los nichos, y está sin hacer». En materia de reformas queda, según el concejal popular, «darle una solución a los pluviales». Celestino García recordó el proyecto del PP en el 2003 de ejecutar obra y otorgar la gestión a la empresa Alcuba. La oposición votó en contra entonces.

Pero hubo una segunda propuesta de la misma empresa en el año 2010, que tampoco prosperó. Alcuba en esta segunda ocasión ofrecía ampliar en casi 500 recintos funerarios, a cambio de la venta de los mismos al precio de mil euros. La superficie de ampliación propuesta era de 1.700 metros.

Mientras se finaliza el PXOM no queda más remedio que atender las necesidades del camposanto según van surgiendo. El concejal de Obras, Jesús Fernández Cal, dijo ayer que «se van haciendo reformas», entre ellas la sustitución de las puertas de acceso al recinto, que estaban en muy mal estado, y el aglomerado del aparcamiento que se hará con cargo a la Diputación, aprovechando que se está actuando sobre el vial a Pé de Boi. «Las reformas en el cementerio quedarán listas antes de difuntos», por lo menos en cuanto a los accesos.

El Concello ya intervino en invierno para solucionar los problemas que genera en las calles del cementerio las corrientes de agua de lluvia, que hizo que se movieran algunos nichos.

Compartir:
Valorar este artículo