Actualizado: 19/01/2019
InicioNoticiasAparece en el cementerio de San Román filtración de restos orgánicos por descomposición de cadáveres

Aparece en el cementerio de San Román filtración de restos orgánicos por descomposición de cadáveres

Aparece en el cementerio de San Román filtración de restos orgánicos por descomposición de cadáveres

Vía: D. Rivero / La Provincia

El Ayuntamiento de Arrecife en Lanzarote (Las Palmas)  trata de esclarecer las causas de las filtraciones de líquidos lixiviados (restos orgánicos producidos por la descomposición de cadáveres) que han aparecido en varios de los nichos del cementerio de San Román, en la capital lanzaroteña. Unos líquidos corporales que han aparecido concretamente en los nichos que fueron construidos en el año 2010 a través de los denominados fondos del Plan Zapatero.

El concejal de Sanidad del Ayuntamiento de Arrecife, Rafael Juan González, aseguró ayer que estas filtraciones se han detectado en varios de los nichos que se construyeron en el año 2010, “por lo que se analizará si existe un problema en la construcción que impida el correcto drenaje de estos líquidos”, señala.

Una de las primeras medidas será impermeabilizar todos estos nichos, aunque el edil reconoció ayer que se han detectado fisuras en muchos de estos enterramientos. En la construcción de los nichos es necesario darles un pequeño desnivel hacia la parte trasera para que las descomposiciones puedan recogerse a través de un canal de desagüe interior.

En la parte trasera de cada módulo de nichos suelen construirse una especie de rebajes circulares que sirven tanto para la ventilación de los gases producidos por la descomposición de los cuerpos como para el drenaje de los lixiviados.

“No sabemos si el drenaje se ha realizado de la forma correcta, por lo que tendremos que analizarlo con los técnicos”, señalaba ayer Rafael Juan González, quien se desplazó al cementerio para ver sobre el terreno este grave problema de salud pública.

El Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo (conocido como Plan E o Plan Zapatero) destinó a mediados de 2010 una partida de 800.000 euros al cementerio de Arrecife. Además de la creación de 747 nichos, distribuidos en dos plantas, se edificaron una escalera y una rampa de acceso. También se procedió a la formación del osario y la creación de la nueva plaza donde el mismo se encuentra ubicado.

Además, el dinero se invirtió en nuevas líneas de alumbrado y farolas en todo el recinto y se colocó suelo continuo flexible a base de resina y áridos triturados en toda la superficie pavimentada y se adoquinó la calle principal, lo que supuso eliminar la barrera arquitectónica por la diferencia de nivel que existía entre esa vía interior y todos los pasillos.

Según ha informado La Provincia, el problema de las filtraciones ya se detectó hace unos meses cuando se recibieron las quejas del familiar de un fallecido. En ese momento se procedió a impermeabilizar esa tumba y el fondo de muchos de los nuevos nichos.

La descomposición de los cadáveres suele producirse en el primer año del enterramiento, con lo que este problema sólo podría afectar a los nichos más recientes. Otra de las razones que pueden provocar las filtraciones es que el hormigón armado que se ha utilizado para la construcción de los nichos pueda tener algún problema estructural. De hecho, se puede comprobar que algunas de las tumbas que aún no han sido ocupadas presentan algunas grietas.

Según los responsables de varias funerarias de Lanzarote el problema puede estar relacionado con la calidad del hormigón armado, dado que en condiciones normales debe aguantar todo el proceso de la descomposición de un cadáver. Y es que aunque no exista mucho desnivel en el interior del nicho para que el líquido se desplace hasta la parte trasera hacia el desagüe lo normal es que no haya filtraciones.

 

Compartir:
Valorar este artículo