Actualizado: 19/01/2019
InicioCuriosidadesArtesanos funerarios de Ghana diseñan ataúdes de animales por encargo

Artesanos funerarios de Ghana diseñan ataúdes de animales por encargo

Artesanos funerarios de Ghana diseñan ataúdes de animales por encargo

Vía: diariomx

Animales diversos como peces y tortugas, además de aviones y hasta biblias son las formas de ataúdes que los pobladores de la República de Ghana (África) deciden comprar antes de morir.

 Artesanos funerarios llaman la atención de locales y turistas a las afueras de Accra, en donde se concentra el negocio, desde los años 50, costumbre que comenzó a expandirse rápidamente.

La fabricación de estos ataúdes especiales parece demostrar que el último deseo los muertos antes de “pasar a mejor vida” es verse bien ante sus seres más queridos.

 Según se conoció, la tradición nació a mitad del siglo pasado cuando uno de los gobernantes de ese país ordenó una cama con la forma de un águila, que le entregaron, curiosamente, el día de su muerte.

Los espectaculares ataúdes se pusieron de moda entre la clase rica del país africano y pronto gozó de la aceptación en los estratos sociales más bajos.

Los diseños de estas bellas “cajas mortuorias” son de diversos tipos y tienen formas de langostas, peces, un pimiento rojo, cualquier ave de corral o algún modelo de zapato, entre otros.

Las excentricidades de los consumidores llevan a los carpinteros a tratar de ingeniar sus creaciones para que los cuerpos de los difuntos puedan ingresar en él.

La peculiar moda se ha extendido a otros dominios, como a Inglaterra, según se supo. Y también ha llamado la atención de los cazafortunas: algunos ataúdes son solicitados por coleccionistas europeos.

En Francia incluso existe un lugar dedicado a exhibir estas obras artísticas. Es el Museo Etnológico, que reúne medio centenar de ataúdes hechos en Ghana.

Estos ataúdes de fantasía serán, en algunos casos, el único lujo que se darán, pues en países de África es la muerte y no la vida la que tiene que ser exuberante.

Compartir:
Valorar este artículo