Actualizado: 17/10/2018
InicioNoticiasUn bloque de nichos se encuentran en ruina en el cementerio de San José en Castellón

Un bloque de nichos se encuentran en ruina en el cementerio de San José en Castellón

Un bloque de nichos se encuentran en ruina en el cementerio de San José en Castellón

La empresa mixta que gestiona con el ayuntamiento de Castellón el mantenimiento y la gestión de los cementerios de la ciudad, ha detectado una modificación en la estructura de uno de los bloques de nichos, situada en el cuadro antiguo, en el cementerio de San José.

Se trata de un bloque antiguo, cuya construcción se remonta a la década de los cuarenta. No son los bloques más antiguos, pero si edificios que se construyeron con materiales muy precarios en una época muy difícil donde posiblemente se tenían pocos medios. Tampoco es el primer caso, indicaba el responsable de la empresa, Ya ocurrió otro de un bloque de la misma época, en el que se detectó que los forjados estaban construidos con alambre de espino.

El bloque del que se habla ahora tiene una capacidad de 275 nichos, donde se han podido depositar los restos de entre 275 y 300 personas, ya que algunos nichos fueron reutilizados después para otros enterramientos por los propietarios de los derechos. La inspección realizada aprecia que se ha producido un desnivel en el terreno, que a su vez, ha afectado a la estructura del bloque, y ha producido una inclinación en las paredes.

Las lápidas de los nichos actúan como sostén y mantienen derecho el bloque, aunque tanto la empresa como el ayuntamiento han decidido tomar medidas para evitar que peligre la estructura y la seguridad de las personas. Realmente indicaron fuentes consultadas, el procedimiento es similar al que se aplicaría en un inmueble de viviendas. Si su estructura peligra, se declara la situación de ruina y se extinguen los derechos que se hubieran contraído por terceros… pero la intención de ambas entidades es el actuar con la mayor sensibilidad.

Encontrar a los familiares El asunto se está llevando “con la mayor sensibilidad, porque afecta los sentimientos de las personas, a sus emociones y a sus recuerdos”, señalaban tanto el gerente de la empresa como el concejal Miquel Soler. Por eso se ha iniciado una verdadera labor de investigación para intentar contactar con los familiares, para hacerles saber que el ayuntamiento va a declarar la ruina del bloque, pero prevé trasladar los restos, uno por uno, a otra ubicación. “No es fácil, hay familiares que todavía visitan el bloque de nichos, pero otros que dejaron de hacerlo.

Hay contratos que suscribieron familiares directos, pero otros que han pasado en herencia a familiares directos e indirectos; los hay que aprovecharon su titularidad sobre los nichos para depositar posteriormente otros restos; e incluso, hay contratos que no tienen como titular a los familiares directos de las personas que se depositaron allí”.

Por eso se han colocado anuncios, carteles en el cementerio, se ha hablado con las personas que visitan el camposanto y se indaga en el archivo

Compartir:
Valorar este artículo