Actualizado: 23/05/2018
InicioNoticiasLa concesión de la reforma y ampliación del cementerio de Sabadell bajo sospecha

La concesión de la reforma y ampliación del cementerio de Sabadell bajo sospecha

La concesión de la reforma y ampliación del cementerio de Sabadell bajo sospecha

Vía: Elfunerario.com / Agencias

Uno de los empresarios de la constructora Constresnius, José Manuel González Parra, que recibió la concesión de la reforma y ampliación de la reforma del cementerio de Sabadell (Barcelona), le dijo al exconcejal y exmilitante del PP Jordi Soriano: “Mete el cazo, mete el cazo, si yo gano, tú ganas”.

Tal como se desprende de una conversación de González Parra, que recoge el sumario del caso Mercurio al que ha tenido acceso Europa Press, este empresario se reunió con Soriano, que le comentó que le quedaban cuatro años (el tiempo de un mandato municipal) y quería “ganar dinero”.

Un informe de los Mossos d’Esquadra recoge una conversación entre el concesionario del Cementerio, Xavier Pons, y Rafael Rojas, de Constresnius, en el que el primero le confirma que lo harán ellos (las obras del cementerio) “o no lo hará nadie”, y de la que se desprende que falsificaron dos de los tres presupuestos para que fuera escogido el suyo.

Asimismo, según consta en una conversación de otro empresario, José Ríos, y una arquitecta: “Este del PP, el Soriano, la va a liar gorda. Esa gentuza dentro van intentando facturar para ganarse la vida y enganchar todo lo que pillan”.

Según el titular del Juzgado de Instrucción 1 de Sabadell, “existen claros indicios de infracción penal contra Jordi Soriano, protagonista principal en esta trama de corrupción”, ya que de las conversaciones se desprende que empresarios interesados en obtener obra pública le habrían hecho pagos u ofrecido dádivas.

Además, para conseguir estos tratos de favor “se está produciendo una lucha entre distintas empresas constructoras para la adjudicación de determinadas obras” entre las que cita el proyecto del Parc Agrari que afecta a la finca de ca n’Ustrell –una finca agrícola no urbanizable que se podría haber intentado vender para construir la ciudad deportiva Decathlon– y otro proyecto en Palau Solità i Plegamans.

Según un auto judicial, Soriano “aprovechándose de su influencia en el Ayuntamiento de Sabadell en su condición de concejal, estaría decantando la adjudicación de obras a personas o entidades afines a él, y con respecto a las cuales habría recibido algún tipo de dádiva, contraprestación o favor”.

Por ejemplo, Soriano presuntamente medió para que las obras de remodelación del edificio anexo a Fira de Sabadell fuera para Construcciones Baldo, y a cambio les pidió, a través de una persona de confianza, “dinero para disfrutar de vacaciones en la Cerdanya, y que se exonere a Marisol Roig de la obligación de satisfacer fianza o los gastos de mudanza”.

Receptación

El juez ve a la exconcejal de Castellar del Vallès (Barcelona) Sandra Roig como “elemento clave en esta instrucción” por su participación en la entrega de cantidades de dinero a Soriano, y a quien puso en contacto con Construcciones Baldo.

Asimismo, el juez está investigando a Roig por un delito de receptación –en una pieza separada– por la venta de máquinas de cortar y limpiar cobre como intermediación entre proveedores de cobre de origen ilícito y futuros compradores.

 

Compartir:
Valorar este artículo