Actualizado: 12/12/2017
InicioNoticiasEl sector funerario de Vizcaya ve como baja su facturación en un 15%

El sector funerario de Vizcaya ve como baja su facturación en un 15%

El sector funerario de Vizcaya ve como baja su facturación en un 15%

Vía: Elfunerario.com

La facturación del sector funerario en Vizcaya ha bajado entre un 15 y un 20% desde el inicio de la crisis, un descenso que se ha notado principalmente este año y al que se ha sumado el incremento del IVA en trece puntos (del 8 al 21 por ciento).

Según ha explicado a EFE la secretaria de la Asociación de Empresas de Servicios Funerarios de Bizkaia (AESFB), María Ascen García de Andoin, el sector no está en crisis porque se mantiene el número de servicios, pero el cliente se “retrotrae” a la hora de gastar y la subida del IVA “ha sido la gota que ha desbordado el vaso”.

“En facturas importantes como las nuestras, el IVA se nota una barbaridad y la gente se enfada y se asusta cuando les dices que al precio hay que sumarle 400 euros más”, ha explicado.

El servicio funerario más barato se sitúa entre los 1.000 y 2.000 euros y antes de la crisis, el servicio medio oscilaba entre los 3.000 y 4.000 euros. Esta situación ha cambiado en la actualidad y los clientes optan por no poner esquelas en los periódicos o reducir el número de coronas de flores para rebajar el coste.

Ha hecho hincapié en que el precio de las funerarias no es alto, sino que todo lo que gira entorno a los funerales y enterramiento de una persona es “caro”.

Por esta razón también está aumentando “rápidamente” el número de incineraciones frente a los enterramientos ya que comprar un nicho cuesta más de mil euros y después hay que mantenerlo.

A estas cantidades se suman los 400 euros que se pagan por enterramiento, por ejemplo, en el cementerio de Derio, según ha dicho, cuando la incineración cuesta entre 400 y 500 euros.

“El problema es que ya hay familias que no puede pagar y otras que evitan el gasto por si necesitan ese dinero para más adelante”, ha indicado, y ha añadido que en los casos más necesitados, las mancomunidades o los ayuntamientos disponen de un fondo y se hacen cargo de “lo básico”.

Ha apuntado que en el País Vasco no se dan muchos casos de este tipo hasta el momento, pero que les consta que en otras comunidades autónomas se están pidiendo préstamos a los bancos para pagar los entierros.

La Asociación de Empresas de Servicios Funerarios de Bizkaia agrupa a veinte empresas que, según su secretaria, “aguantarán el tirón de la crisis, aunque apretándose el cinturón”.

Durante 2012 únicamente ha cerrado una empresa, aunque por causas ajenas a la crisis, según ha indicado.

 

Compartir:
Valorar este artículo