Actualizado: 13/12/2017
InicioNoticiasLa crisis también llega al sector funerario

La crisis también llega al sector funerario

La crisis también llega al sector funerario

La crisis económica también se deja notar en el negocio de la muerte. Los familiares de los fallecidos contratan menos servicios complementarios, como coronas de flores y esquelas en las exequias.

El director de servicios de la Empresa Mixta de Servicios Funerarios de Madrid, Gabino Abádenes, explica no obstante que el servicio no se ha visto muy afectado porque en España el 65% de los clientes tienen cobertura a través de una compañía de seguros.

Además, la venta de flores propias de la festividad del Día de Todos los Santos descenderá este año en la Madrid por culpa de la crisis económica, a pesar del descenso en un 20% del precio de los ramos, según anunció a elfunerario.es el portavoz de la Asociación de Floristas Madrileños, Jaime Sánchez.

En declaraciones a elfunerario.es, Abádanes señala que los ciudadanos cada vez piden un servicio más personalizado, como una música determinada o un catering en el propio tanatorio. “La música fúnebre está teniendo una gran acogida, mientras que los pésames SMS se están implantando poco a poco”, afirmó.

En cambio, el servicio para ofrecer a los familiares el ADN de los difuntos está siendo poco solicitado, indica el director de Servicios de la EMSF. Este sistema fue implantado hace unos meses, tras un acuerdo firmado con un laboratorio.

Así, los parientes de los fallecidos que pidan guardar el ADN desembolsan una suma de dinero a cambio de una pequeña muestra de tejido del ser fallecido, que quedará en poder del laboratorio, y otra que tendrá la familia.

Posteriormente, los allegados pueden recurrir a ella durante un plazo aproximado de una década para hacer estudios genéticos que en el futuro puedan ser útiles, como la predisposición para enfermedades o males hereditarios de los descendientes.

Música y catering

Por otra parte, el director de Servicios de la EMSF asegura que, cada vez con más frecuencia, los familiares del muerto suelen pedir música en las capillas ardientes, crematorios o en directo durante los responsos en los propios camposantos.

Por ejemplo, explica que en el tanatorio de la M-30 se contratan diariamente una decena de servicios con música, especialmente adaggios, independientemente de que se circunscriba o no en un oficio religioso.

De hecho, entre el 10 y un 15% de las familias declinan los servicios religiosos, cifras que no han variado mucho en los últimos años.

Igualmente, son habituales los servicios de catering en los entierros y las tarjetas de fidelización con las que la empresa de pompas fúnebres madrileña ofrece importantes descuentos en próximos servicios.

Por otro lado, el servicio de pésame por SMS consiste en que la Funeraria municipal registra un número de mensaje corto, que corresponde con el número de expediente del finado, en el que los allegados o conocidos que deseen puedan enviar un SMS a la familia del fallecido mostrando sus condolencia por su defunción.

Compartir:
Valorar este artículo