Actualizado: 13/12/2017
InicioMedicina Forense20 años prestando apoyo a la ciencia forense nuclear a través del Centro Común de Investigación

20 años prestando apoyo a la ciencia forense nuclear a través del Centro Común de Investigación

20 años prestando apoyo a la ciencia forense nuclear a través del Centro Común de Investigación

Un evento celebrado el pasado 12 de octubre en Karlsruhe marcó la celebración de los 20 años del Centro Común de Investigación (CCI) de la Comisión Europea brindando apoyo forense nuclear.

La ciencia forense nuclear proporciona información para la persecución de contrabandistas nucleares y permite la identificación del origen del material intervenido, lo que proporciona información esencial para mejorar las medidas preventivas.

El Centro Común de Investigación (CCI) celebró el 20 aniversario de su apoyo a la ciencia forense nuclear con un evento celebrado el pasado 12 de octubre en Karlsruhe que juntó a expertos y responsables políticos de la Comisión Europea, el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), así como representantes de países de la UE y las autoridades públicas de los EE.UU. y Alemania. El Centro Común de Investigación (CCI) puso en marcha en diciembre de 2011 dos iniciativas dirigidas a preservar y mejorar las competencias en el ámbito nuclear en la Unión Europea.

El CCI ha desarrollado varios métodos que permiten la identificación del origen del material interceptado y el probable uso previsto. Con un equipo en estado de alerta en todo momento para responder inmediatamente a un ataque, un primer análisis se puede lograr en las 24 horas siguientes después de llegar la muestra al CCI. Por otra parte, el CCI mantiene una extensa base de datos de los materiales nucleares comerciales, así como información sobre los materiales incautados ilícitos, lo que ayuda a los investigadores en la prestación de pistas sobre el origen del material.

La ciencia forense nuclear es una metodología altamente sofisticada, sólo disponible en algunos laboratorios especializados en todo el mundo. Es un componente clave en la seguridad nuclear ya que proporciona información para la persecución de contrabandistas nucleares y permite la identificación del origen del material intervenido, lo que proporciona información esencial para mejorar las medidas preventivas.

Compartir:
Valorar este artículo