Funsegur
Actualizado: 18/05/2022
InicioNoticiasEl icónico cementerio de Fisterra que lleva 25 años esperando su conclusión

El icónico cementerio de Fisterra que lleva 25 años esperando su conclusión

El icónico cementerio de Fisterra que lleva 25 años esperando su conclusión

El icónico cementerio de Fisterra que lleva 25 años esperando su conclusión

En septiembre de 1997, hace casi 25 años, el pleno de Fisterra o Finisterre (provincia de La Coruña) aprobaba el proyecto del futuro cementerio de la localidad, nada menos que en la ladera interior del Cabo, mirando al monte Pindo, a base de cubos de hormigón que contendrían las sepulturas en su interior.

Tal vez demasiado adelantado a su tiempo. Tan adelantado que, un cuarto de siglo más tarde, aún no se ha terminado. Era un diseño del laureado arquitecto César Portela, con cargo a fondos de la Diputación coruñesa (61 millones de pesetas en total, algo más de 360.000 euros), en dos fases —la primera, de 36 millones, unos 217.000 euros—, con 450 nichos en total. Era necesario construir uno, pues desde la ampliación de 1924 junto a la iglesia no hubo más.

El cementerio se hizo, pero solo esa primera fase, y ni siquiera completa, pues iba a haber 216 nichos y se quedó en 168; las catas del terreno lo complicaron. Iban a repartirse entre 14 cubos de doce huecos cada uno, además de otros tres pensados para capilla y sala de autopsias en la parte superior. Las obras comenzaron en 1998, y un año más tarde se acabó lo que se daba. Y lo que se ve hasta hoy: no hubo más dinero ni voluntad política de terminar la obra, por el gasto que supone y porque a una buena parte de los vecinos no le gustaba.

Y lo que se ve es impresionante. Un cementerio muerto en vida, pero que ha sido finalista de premios como el Mies Van der Rohe Award del 2003 o del Premio Europeo Philippe Rotthier del 2002. Se incluye en un sinfín de publicaciones especializadas, de libros a revistas, destacado en algunas como de los mejores del mundo, y modelo internacional para otros. En definitiva, una de las grandes obras de la arquitectura funeraria de los últimos decenios en España y posiblemente en Europa. Ver La Voz

Compartir:
Valorar este artículo