Funsegur
Actualizado: 05/12/2022
Gesmemori
InicioDestacadosMairena del Aljarafe construye un nuevo cementerio con tanatorio y crematorio sobre una superficie de 2,4 hectáreas

Mairena del Aljarafe construye un nuevo cementerio con tanatorio y crematorio sobre una superficie de 2,4 hectáreas

Mairena del Aljarafe construye un nuevo cementerio con tanatorio y crematorio sobre una superficie de 2,4 hectáreas

Mairena del Aljarafe construye un nuevo cementerio con tanatorio y crematorio sobre una superficie de 2,4 hectáreas

El nuevo complejo de cementerio y tanatorio-crematorio de Mairena del Aljarafe (provincia de Sevilla) estará una parte en en funcionamiento en 2023. Los trabajos tienen una duración total de 28 meses y “van a buen ritmo” según informan desde su Ayuntamiento.

Las obras las ejecuta la unión temporal de empresas Mairena Servicios Funerarios, y tiene un presupuesto de 1,8 millones de euros en su primera fase.

El nuevo cementerio, sobre una parcela de más de 2,4 hectáreas, tendrá una capacidad total para 1.300 nichos y 600 espacios en el columbario. Incluye un tanatorio, un crematorio y el espacio de culto, junto a un aparcamiento. Con esta infraestructura se pretende responder a las necesidades futuras del municipio, cuyo histórico camposanto está prácticamente colmatado.

La adjudicación se realizó por un importe total de 4,6 millones de euros más IVA. La concesión contempla un plazo de 40 años, y la empresa asumirá el riesgo en función de la inversión realizada. El canon anual a satisfacer por la concesionaria al Ayuntamiento es como mínimo del cinco por ciento de los ingresos totales previstos, siendo de 19.286 euros para el primer año.

El nuevo cementerio se construirá en la zona oeste, el camino de Bollullos, en una parcela del sistema general ASGE-12 del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), con una superficie de 24.056 metros cuadrados.

La construcción y obras del nuevo cementerio contempla cuatro fases. En la primera, de 20 meses, se incluye el tanatorio, el crematorio y el espacio de culto (1.000 metros cuadrados en total), además del cementerio y el aparcamiento (de 500 metros cuadrados). Las siguientes fases incluyen nuevos espacios para el cementerio y el aparcamiento. Los trabajos durarán 2 años y cuatro meses, y está previsto que la infraestructura pueda utilizarse en 2023. Una vez que funcione el nuevo cementerio, el actual seguirá abierto para las visitas, pero no se admitirán más enterramientos.

Compartir:
Valorar este artículo