Funsegur
Actualizado: 28/05/2022
InicioDestacadosLos trabajadores del cementerio de Burgos reclaman el dinero que se les adeuda o irán a la huelga

Los trabajadores del cementerio de Burgos reclaman el dinero que se les adeuda o irán a la huelga

Los trabajadores del cementerio de Burgos reclaman el dinero que se les adeuda o irán a la huelga

Los trabajadores del cementerio de Burgos reclaman el dinero que se les adeuda o irán a la huelga

Los 16 trabajadores del cementerio municipal de Burgos, a cargo de la firma Sociedad de Agricultores de la Vega de Valencia, están dispuestos a ir a la huelga para reclamar las cantidades que aseguran les debe la compañía.

Admiten que desde que entró esta empresa a gestionar el camposanto, el pasado 1 de febrero del 2020, han «pagado mal e incumplido el convenio de aplicación», por lo que no han tenido otro remedio que registrar un conflicto colectivo en el Serla con convocatoria de huelga.

Los paros están previstos para los días 8 de marzo, 8 de abril y 14 de abril. A partir de entonces, si no se ha llegado a ningún acuerdo entre las dos partes, la huelga será indefinida.

Desde el sindicato de UGT aseguran que antes de llegar a este extremo, los trabajadores llegaron a interponer hasta 11 reclamaciones sobre cantidades que no han sido bien resueltas. «Siguen pagando mal», confiesan. El problema se remonta, en un primer momento, a la aplicar la sociedad valenciana el convenio de pompas fúnebres en vez del de construcción. «Es este el que debería haberse empleado ya que el personal realiza trabajos de albañilería y movimientos de tierra», aseguran desde el sindicato.

Cuando Agricultores de la Vega de Valencia rectificó, denuncia UGT, los pagos fueron erróneos. «En 2020 se abonaron salarios del 2019 y las pagas extras de verano y Navidad, que en el convenio de construcción tienen un valor superior a los 30 días de trabajo, se las pagó por una cantidad inferior», afirman. Ello derivó en que cada trabajador dejó de percibir alrededor de 100 euros menos de lo que le correspondían. Estos retrasos fueron, confiesan, poco a poco subsanados por la firma valenciana.

Sin embargo, a finales del pasado 2021 un conflicto con las vacaciones ha terminado de dinamitar las relaciones laborales. Explican desde el sindicato que, dentro del convenio de construcción, estas tienen un valor superior: según sentencias de la Unión Europea y del Tribunal Supremo se debe incluir durante este periodo la media de salarios percibidos por cada trabajador en los últimos meses, ya que de otro modo se desincentivaría la opción de tomar unos días de descanso.

Desde UGT lamenten que la Sociedad de Agricultores de la Vega de Valencia no se haya dignado, en ningún momento, a personarse en los distintos actos de conciliación que se han celebrado durante las últimas semanas. Ello ha abocado a que el próximo 8 de marzo se haya programado el primero de los actos de huelga.

La intención de los 16 trabajadores es que la empresa se ponga al día con el pago de nóminas, y es por ello que esperarán a ver sus ingresos a principios del próximo mes para manifestarse o no.

Compartir:
Valorar este artículo