Actualizado: 17/09/2021
InicioNoticiasEl Ayuntamiento de Villava desmiente que se celebrase un concierto en el cementerio de la localidad

El Ayuntamiento de Villava desmiente que se celebrase un concierto en el cementerio de la localidad

El Ayuntamiento de Villava desmiente que se celebrase un concierto en el cementerio de la localidad

El Ayuntamiento de Villava (Comunidad Foral de Navarra) ha desmentido “rotundamente” que, el pasado 6 de agosto, se celebrase un concierto en el cementerio municipal de la localidad.

En una nota de la Alcaldía de Villava, se ha explicado que sí hubo un concierto autorizado, que tuvo lugar en la Campa de Errondoa, que se encuentra ubicada a 100 metros de este cementerio, separada por una carretera.

Según ha indicado, había un aforo de 100 personas con sus sillas correspondientes y el recuento de la Policía Municipal señaló que había “algo más de 80 personas”. Además, ha destacado que el espectáculo tenía autorización hasta las 23.00 horas y finalizó a las 22.35 “sin que fuera necesaria ninguna intervención de ningún cuerpo policial”.

Al respecto, ha señalado que la primera policía en acudir al lugar fue la Policía Municipal de Villava “debido a que hubo alguna llamada vecinal sobre las 22.10 horas alertando de que se escuchaba música”. Una vez en el lugar se pidió apoyo a la Policía Foral “por si hubiera que haber realizado alguna intervención, que no fue necesaria”.

En este sentido, ha destacado que, cuando acudió al lugar la Policía Foral, “el concierto estaba finalizado y el público que había disfrutado del mismo estaba abandonando ordenadamente el lugar, sin que se registrara intervención ni incidente alguno”.

En los mismos términos se ha pronunciado la Policía Foral quien, en un comunicado, ha explicado que el 6 de agosto, a las 22.20 horas, una patrulla de seguridad ciudadana de la Policía Foral acudió en apoyo de la Policía Municipal de Villava “en previsión de que hubiera necesitado ayuda para el desalojo ordenado de los asistentes a un concierto”. Un evento que tenía autorización hasta las 23.00 horas.

El concierto “se estaba produciendo en un lugar cercano al cementerio de Villava y no en el propio campo santo”, ha destacado la Policía Foral, que ha remarcado que “en ningún momento fue necesaria la intervención de los cuerpos policiales presentes, debido a que el concierto finalizó antes de la hora límite fijada en la autorización y a que los asistentes abandonaron el lugar tranquila y ordenadamente”.

Compartir:
Valorar este artículo