Actualizado: 28/09/2021
InicioNoticiasGrupo El Salvador de Valladolid cambiaron seis mil ataúdes que les supuso un fraude de seis millones de euros

Grupo El Salvador de Valladolid cambiaron seis mil ataúdes que les supuso un fraude de seis millones de euros

Grupo El Salvador de Valladolid cambiaron seis mil ataúdes que les supuso un fraude de seis millones de euros

El Grupo El Salvador, con sede en Valladolid pero que prestaba servicio en toda la Comunidad y también fuera de ella, habría empezado a reutilizar ataúdes de cremaciones antes de 1995 y en total se ha podido documentar la sustracción de 5.997 féretros para reutilizarlos con otros fallecidos, lo que supone el 73,08% de todas las incineraciones.

Un nuevo informe policial establece que el caso de la estafa de los ataúdes superó los cuatro millones de euros si bien la cifra total, aunque sin documentación que soporte esta última, superaría ampliamente los seis millones, según el Diariocyl.

Las anotaciones de Justo M.G, un trabajador condenado por extorsionar al dueño del grupo funerario, y las fotos que almacenó de los cadáveres a los que se quemó fuera de su ataúd, sobre tapas de algunos antiguos, han sido claves para establecer cómo se materializó la estafa de la Operación Ignis.

Para valorar los féretros que se sustrajeron y se reutilizaban con otros fallecidos, la Policía ha tenido en cuenta las cantidades que el propio grupo empresarial facturó tanto a particulares, otras funerarias y a compañías de seguro. “El precio de un producto, en este caso el féretro, está basado en un principio comercial de oferta/demanda, que dependerá por lo tanto de numerosos factores, entre los que cabe destacar el supuesto en el que el servicio proviene de otras provincias de la comunidad autónoma o bien de otras comunidades autónomas, en cuyo caso el precio fluctúa de manera considerable, sobre todo en el caso de servicios realizados a particulares”, indica el informe.

En este sentido, destaca que cuando eran particulares quienes contrataban los seguros y no una compañía de seguros, los precios de El Salvador podían “alcanzar cifras desorbitadas próximas a los 6.000 euros”. Añaden que parte de la estimación de precios cuando no se ha localizado factura, porque no se halló la documentación económica de varios años, se ha realizado a través de la media acotada, “cuyo resultado beneficia a los investigados ya que, a juicio de los encargados de la investigación, el valor total de los féretros que figuran como sustraídos superaría sin duda la cifra de 4.500.000 euros”.

Robo de coronas y reutilización de ofrendas florales
Pero además, se refieren a las anotaciones de Justo M.G en relación a la sustracción de las coronas y adornos florales, ya mencionadas en el Informe de las memorias USB remitido al Juzgado: “Otra fuente de ingresos: miles de coronas, centros, ramos, también se llevaban al Tanatorio para volver a venderlas se decía a la familia, como nos había aleccionado Ignacio, que se metían a incinerar con el difunto y allí quedaban para su posterior venta.”

Posteriormente, en otra anotación: “…en cada caso pone si se le robó la caja o no y las coronas y centros que se bajaron de vuelta al tanatorio”. La Policía indica que no se ha podido fijar un criterio para calcular el precio de los adornos florales que se sustraían para reutilizar con el siguiente fallecido. // Más información ileón.com

Compartir:
Valorar este artículo