Actualizado: 31/07/2021
InicioDestacadosEn cumplimiento con la sentencia el Ayuntamiento ha derribado el cementerio de Abadengo de Torío

En cumplimiento con la sentencia el Ayuntamiento ha derribado el cementerio de Abadengo de Torío

En cumplimiento con la sentencia el Ayuntamiento ha derribado el cementerio de Abadengo de Torío

Vía: Redacción

En la mañana del miércoles 24 de febrero comenzó el derribo del cementerio de la localidad de Abadengo de Torío, comarca perteneciente al Ayuntamiento de Garrafe de Torío, (provincia de León).

El pasado 3 de febrero fue la fecha elegida para la exhumación de restos mortales de Martín Getino y Araceli Bandera, en cumplimiento de una sentencia judicial. Parece ser que únicamente habría que exhumar a dos cadáveres, enterrados a partir de 2013, ya que el resto fueron sacados de sus nichos en una monda que se realizó cuando la anterior pedanía ejecutó las obras.

La sentencia que obliga al derribo del actual camposanto es fruto del proceso judicial iniciado por la propiedad de los terrenos, a la que la justicia dio finalmente la razón, el entender que cuando se comenzaron las obras del cementerio hace diez años se hizo de forma irregular.

El origen del conflicto radica en que cuando la junta vecinal acordó en 2010 la construcción de un nuevo cementerio se hizo sobre una parcela que no era terreno público y que había heredado una familia del pueblo que comenzó los trámites para recuperarla.

La denuncia de un particular, ha llevado a la sentencia del año 2017 en la que el Juzgado de lo Contencioso número 1 de León, condenaba al Ayuntamiento al pago de las costas y anulaba la licencia de obra de la Junta Vecinal de Abadengo de Torío, por otorgarla sin licencia municipal para la rehabilitación y reforma del cementerio.

Las obras realizadas en 2010 por los anteriores responsables de la entidad local, que consistió en derribar los antiguos muros de adobe, para hacerlos de hormigón, y en la construcción de nuevos nichos. El juez ha pedido la restitución del estado del cementerio tal y como se encontraba antes de las obras ilegales.

La maquinaria ha procedido al derribo de todo lo construido de manera ilegal y el Ayuntamiento al posterior cierre del cementerio. El alcalde del municipio de Garrafe de Torío, Jesús Álvarez, ha asegurado que “se está ejecutando el derribo para dar cumplimiento a la sentencia y evitar posibles sanciones”.

Los vecinos están molestos porque dicen que “todo se ha hecho sin avisar” al tiempo que recordaban que “si se muere alguien en el pueblo no hay donde enterrarnos”. El alcalde de Garrafe, Jesús Álvarez, ha declarado que desde el Ayuntamiento no cabe más que acatar la sentencia y facilitar su ejecución.

Además, ha explicado que cuando hace diez años se construyó el nuevo cementerio debía haberse sometido a las nuevas normas urbanísticas vigentes que impedían su instalación cerca de los núcleos urbanos, que es lo que finalmente ha dictaminado el juez para ordenar su derribo.

Compartir:
Valorar este artículo