Actualizado: 15/10/2021
InicioDestacadosEn octubre de 2016 el Papa publicó una instrucción sobre qué hacer con las cenizas de los difuntos

En octubre de 2016 el Papa publicó una instrucción sobre qué hacer con las cenizas de los difuntos

En octubre de 2016 el Papa publicó una instrucción sobre qué hacer con las cenizas de los difuntos

Vía: Roberto Durán

El Papa Francisco sorprendió el 25 de octubre de 2016 con la publicación de una nueva instrucción sobre cómo conservar las cenizas de los difuntos, en la que prohíbe que se esparzan en la naturaleza o se guarden en casa, como mucha gente hace.

Según el pontífice, los restos incinerados deben “mantenerse en un lugar sagrado”. En concreto, “en el cementerio o, si es el caso, en una iglesia o en un área especialmente dedicada a tal fin por la autoridad eclesiástica competente”.

La Iglesia, aunque permite la cremación, “recomienda insistentemente que los cuerpos de los difuntos sean sepultados en los cementerios u otros lugares sagrados”.

Así lo ha indicado la Conferencia Episcopal Española en su instrucción pastoral que presentaron el pasado 20 de diciembre, “Un Dios de vivos”, sobre la fe en la resurrección ante la muerte y la celebración de las exequias.

Aunque la Iglesia sigue prefiriendo la sepultura de los cuerpos, se acepta la cremación pero se prohíbe esparcir las cenizas, dividirlas entre familiares o conservarlas en casa.

Para evitar cualquier malentendido panteísta, naturalista o nihilista, no será permitida la dispersión de las cenizas en el aire, en la tierra o en el agua o en cualquier otra forma, o la conversión de las cenizas en recuerdos conmemorativos, en piezas de joyería o en otros artículos”, se lee en este documento.

Compartir:
Valorar este artículo