Actualizado: 27/01/2021
InicioEmpresasLa funeraria Mémora pretende construir un tanatorio en el barrio de Sant Andreu de Barcelona

La funeraria Mémora pretende construir un tanatorio en el barrio de Sant Andreu de Barcelona

La funeraria Mémora pretende construir un tanatorio en el barrio de Sant Andreu de Barcelona

Los vecinos del barrio de Sant Andreu o San Andrés de Barcelona, están alerta al saber que la funeraria Mémora proyecta la construcción de un tanatorio en los terrenos del un antiguo cuartel militar.

La noticia sobre el interés de Mémora por construir un nuevo tanatorio, se conoció tras unas declaraciones de la regidora del barrio Lucía Martín González.

Mémora se hizo con un solar en junio de 2018 después de ganar una subasta impulsada por el Consorcio de la Zona Franca, propietario del espacio por un importe de 4,5 millones de euros.

Ahora la empresa prevé que pueda empezar a construir el tanatorio en 2021. La construcción de esa infraestructura viene desde hace 12 ó 14 años. En aquel año no se pudo construir el tanatorio debido a la furte oposición vecinal.

La empresa Mémora quiere ofrecer a los vecinos de Sant Andreu un tanatorio con un servicio de excelencia y muy cercano, para evitarles desplazamientos a otras zonas más alejadas de la ciudad. La funeraria pretende llegar a las entidades del distrito para explicarles el proyecto, y para que comprendan lo importante que sería para el barrio, disponer de un infraestructura tan necesaria y en beneficio de todos.

Los cuarteles de Sant Andreu, propiedad del Ministerio de Defensa, dejaron de ser usados en el año 1998 y fueron derribados en 2004 excepto algunas antiguas casas de militares. Entonces se proyectó la transformación urbana de la zona que incluía la construcción de equipamientos públicos y de viviendas, reclamados por los vecinos del barrio. El nuevo se ubicaría en los antigupos cuarteles de tanatoprio en Sant Andreu.

Los vecinos señalan a Colau y al PSC, como responsables si el proyecto llega a buen puerto. Los vecinos denuncian que los “procesos participativos” de los que siempre ha hablado la alcaldesa, “eran una mentira”. “Los terrenos tienen un uso social, según se acordó con el Ayuntamiento hace 14 años, y no se incluye la construcción de un tanatorio”. Aseguran desde la asociación de vecinos de Sant Andreu.

El Ayuntamiento dice que los compromisos adquiridos con los vecinos hace 14 años no se ha cumplido y propone recuperar espacios de participación y negociar su falta de cumplimiento valorando “qué equipamientos necesitan los vecinos”.

Compartir:
Valorar este artículo