Actualizado: 21/09/2020
InicioNoticiasDetienen a un hombre de 60 años acusado de profanar varias tumbas en el cementerio de Andújar

Detienen a un hombre de 60 años acusado de profanar varias tumbas en el cementerio de Andújar

Detienen a un hombre de 60 años acusado de profanar varias tumbas en el cementerio de Andújar

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre, de 60 años, con numerosos antecedentes policiales, acusado como presunto autor de la profanación de tres sepulturas en el cementerio de Andújar (provincia de Jaén).

En un primer momento los agentes sospecharon que éstos hechos podrían haberse producido con la finalidad de robar las joyas que algunos familiares dejan en los cadáveres de sus seres queridos, centrando sus investigaciones en un joven que posteriormente fue descartado como posible autor.

En la denuncia interpuesta en la Comisaría de Andújar el 14 de marzo de 2019, durante la noche anterior, se había producido la profanación de un sepulcro y también del cadáver de una mujer que había sido sepultada el día anterior.

Posteriormente, el día 5 de mayo se daba cuenta de los mismos hechos, esta vez en dos sepulturas de dos mujeres, que habían aparecido fuera de sus féretros, provocando, el presunto autor, daños en el cementerio que superaban los 4.000 euros.

Los investigadores se centraron en el ahora arrestado, ya que, según manifestaciones de los trabajadores, desde los primeros días del año, habían detectado la presencia de un individuo que no era de Andújar el cual, prácticamente se pasaba todo el día en el cementerio. Con estas y otras informaciones, los agentes identificaron al acusado, un hombre que cuando se cometieron los hechos contaba con 59 años de edad.

Los investigadores han tenido conocimiento de hechos similares ocurridos en los cementerios de Arquillos (Jaén), El Carpio y Pedro Abad (Córdoba). Intercambiando información con la Guardia Civil se constató que los mismos hechos que se estaban sucediendo en éstas poblaciones, podían haber sido realizados por el sospechoso ya que cada vez que ocurría un hecho, desaparecía para aparecer en otra población donde volvía a ocurrir lo mismo.

Compartir:
Valorar este artículo