Actualizado: 02/07/2020
InicioDestacadosAlfredo Gosálvez: “La situación de las funerarias en la Comunidad de Madrid empieza a normalizarse”

Alfredo Gosálvez: “La situación de las funerarias en la Comunidad de Madrid empieza a normalizarse”

Alfredo Gosálvez: “La situación de las funerarias en la Comunidad de Madrid empieza a normalizarse”

Alfredo Gosálvez, secretario general de la Asociación de Nacional de Empresas de Servicios Funerarios, la patronal del sector, apunta que la situación en las empresas funerarias de la Comunidad de Madrid está “empezando a normalizarse tras semanas de saturación en este servicio, aunque se mantienen las demoras de entre dos y tres días para las cremaciones”.

Gosálvez, asegura que pese a al inicio de la normalización ante el menor número de fallecidos “no es el momento de restar recursos sino de hacerlos más eficaces”, al ser preguntado sobre las morgues provisionales de Madrid.

Esta asociación, que agrupa a las empresas privadas del sector, mayoritarias, señala que se enteró a través de la prensa de la decisión de cerrar una de las tres morgues provisionales habilitadas en la Comunidad de Madrid, la del Palacio de Hielo de Majadahonda.

Siguen abiertas por el momento la del Palacio de Hielo de Madrid y la de la Ciudad de la Justicia en Valdebebas, donde la Unidad Militar de Emergencias deposita a los fallecidos en los hospitales madrileños.

Es las últimas 24 horas Panasef detecta una pequeña subida en las muertes, que se sitúan en torno a las 260 diarias por todas las causas, aunque Gosálvez considera que se están desacelerando, una tendencia que en su opinión anticipa lo que ocurrirá en otros focos de contagio.

El cierre de la tercera morgue puesta en marcha en la región implica a su juicio que “el número de servicios está un poco más sostenido y la situación un poco más controlada”.

Además del menor número de decesos, Panasef explica que se están reduciendo las incineraciones fuera de la Comunidad de Madrid, lo que contribuye a rebajar las demoras.

Según la patronal no se producen incidencias en las recogidas de los restos mortales en los domicilios y las funerarias tienen capacidad suficiente para almacenar los cuerpos en las cámaras de sus tanatorios.

Atrás quedan soluciones como la del tanatorio de Móstoles, que tuvo que recurrir a camiones frigoríficos debido a la saturación, una situación que fue “puntual” según la patronal.

En la funeraria municipal de Madrid continúan las “altas cargas de trabajo”, pero “han venido bien” las 35 nuevas contrataciones y el acuerdo para incinerar en Ponferrada (León) y Burgos cuando las familias acceden para sufrir menores demoras, según explican a Efe fuentes municipales.

Desde Panasef envían un mensaje de ánimo y apoyo a los profesionales sanitarios, de quien destacan que no son invisibles y que están intentando llegar a todo.

Compartir:
Valorar este artículo