Actualizado: 17/12/2018
InicioNoticiasEmucesa ha comenzado el desalojo de nichos en el cementerio de San José de Granada

Emucesa ha comenzado el desalojo de nichos en el cementerio de San José de Granada

Emucesa ha comenzado el desalojo de nichos en el cementerio de San José de Granada

Vía: Granada Hoy

La empresa que gestiona el cementerio de Granada, Emucesa, ha puesto en cientos de lápidas, estos días, una etiqueta en tono amarillo fosforito donde únicamente se puede leer dicha palabra junto al logotipo de la empresa que gestiona el servicio: Emucesa. Una fórmula “breve” para comunicar a las personas que se acercan hasta este espacio de que la concesión de determinados nichos, esa que se creía a perpetuidad, ha caducado.

Son muchas las personas que han manifestado la falta de delicadeza por parte de Emucesa para comunicar el vencimiento o caducidad de la concesión, el paso previo para la exhumación del cadáver dejando espacio libre en un cementerio que, como ya se ha denunciado en multitud de ocasiones, se ha quedado pequeño para la ciudad sin que existan de momento posibilidades reales de una ampliación al estar ubicado en terrenos del parque periurbano de la Alhambra.

En el Consistorio granadino gobernó durante 13 años, José Torres Hurtado, del PP hasta el 5 de mayo de 2016 cuando el socialista Francisco Cuenca se convirtió en el nuevo alcalde gracias al apoyo de todos los grupos de la oposición.

El 31 de diciembre finalizó el plazo para regularizar las unidades de enteramiento
Según explica el concejal delegado de Emucesa, Miguel Ángel Fernández Madrid, las pegatinas amarillas indican efectivamente la caducidad de la concesión debido al impago de algunas tasas por parte de los familiares. Este procedimiento se inició durante el mandato del Partido Popular en el Ayuntamiento de Granada que, en 2016, anunció el desalojo de 16.179 nichos, tumbas, columbarios y panteones por impago de la tasa de los derechos de conservación general (desde el 2005 hasta el 2014), según denunció IU.

Entonces, la concejal delegada de Emucesa, María Francés, aseguró que la medida estaba justificada teniendo en cuenta la falta de espacio del cementerio y las restricciones marcadas por el Patronato de la Alhambra que impiden la ampliación del camposanto granadino.

El envío de cartas y el anuncio de los fallecidos afectados provocó la regularización de 4.500 unidades de enterramiento. El revuelo causado por este desalojo masivo fue tal que el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, ordenó la paralización del procedimiento nada más llegar a la Alcaldía.

Gobierno socialista
El equipo de Gobierno socialista dio una tregua de más de un año para que los granadinos actualizaran sus datos. Según explica el concejal delegado de Emucesa, Miguel Ángel Fernández Madrid, en concreto, se dio de plazo hasta el 31 de diciembre de 2017 a las familias para arreglar la situación y paralizar el desalojo tras acudir a las oficinas de Emucesa para actualizar la titularidad y asumir los costes.

Una vez iniciado 2018 y tras el fin de la tregua, Emucesa ya tiene vía libre para iniciar la operación de desalojo. Algo que ya habría comenzado atendiendo a la pegada masiva de pegatinas amarillas que informan del vencimiento o caducidad de las unidades de enterramiento.

De hecho, el pago solo puede efectuarlo el titular de la unidad que en muchos casos ha fallecido. Esta modificación administrativa tiene dos dificultades, por un lado, reunir los datos necesarios y, por otro, el pago de 72 euros.

Tal y como detalló el Centro Artístico de Granada, con esta operación se perderán los restos de granadinos ilustres como el rector Marín Ocete, la primera profesora de la UGR, Joaquina Eguaras o el arquitecto conservador de la Alhambra Modesto Cendoya. Para todos ellos, el Centro Artístico propuso que, al menos, se conservaran las lápidas.

Compartir:
Valorar este artículo