Actualizado: 19/10/2017
InicioNoticiasDetienen a cuatro empleados del cementerio de Oviedo por robar joyas y fundas dentales de oro a los cadáveres

Detienen a cuatro empleados del cementerio de Oviedo por robar joyas y fundas dentales de oro a los cadáveres

Detienen a cuatro empleados del cementerio de Oviedo por robar joyas y fundas dentales de oro a los cadáveres

Cuatro trabajadores del cementerio municipal de El Salvador de Oviedo han sido detenidos por robar las joyas que portaban y hasta fundas dentales de oro a cadáveres que enterraban, y que luego vendían en establecimientos de compra-venta de oro.

La empresa funeraria concesionaria del cementerio ya ha tomado las primeras medidas: abrir un expediente informativo a estos cuatro empleados, que tras prestar declaración policial fueron puestos en libertad con cargos a la espera de juicio. Están acusados de un delito de apropiación indebida y profanación de cadáveres.

Por la venta del oro robado a los cadáveres obtuvieron once mil euros
Durante el tiempo que se ha podido determinar que estos empleados robaban a los muertos efectos, se calcula que habrían obtenido unos 11.000 euros de beneficio por ventas de piezas dentales de oro y joyas personales.

Los trabajadores denunciados son de origen sudamericanos y búlgaro y contaban con una amplia y dilatada trayectoria laboral en el cementerio municipal. «El que menos llevaba trabajando lo hacía desde hace quince años», han asegurado fuentes del cementerio.

Según fuentes de la empresa que gestiona el cementerio, cuando se produce la exhumación de los cadáveres, en un 90 por ciento de los casos acuden familiares del difunto, a quienes se les hace entrega, mediante un “recibido”, de los efectos personales. Si bien, en los casos restantes, los oficiales de cementerio han de entregar los efectos personales en la funeraria para su entrega a los familiares.

La investigación ha sido realizada por el Grupo de Delincuencia Especializada y Violenta de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Asturias

Desde Funerarias Reunidas quisieron dejar claro que los cuatro empleados acusados de un delito de apropiación indebida y profanación de cadáveres son «empleados del cementerio y no de la funeraria», «actividades totalmente diferentes», precisaron, a la par que lamentaron unos hechos que consideran «graves» y de los que no «sabíamos nada».

Compartir:
Valorar este artículo