Actualizado: 11/12/2017
InicioEntrevistasCecryon, primera empresa de criogenización de Europa, entra en España por Parque San Jaime en Ribaroja

Cecryon, primera empresa de criogenización de Europa, entra en España por Parque San Jaime en Ribaroja

Cecryon, primera empresa de criogenización de Europa, entra en España por Parque San Jaime en Ribaroja

La empresa Cecryon ha encontrado un lugar ideal en el cementerio privado Parque San Jaime, situado en el polígono El Oliveral de Ribaroja de Turia, (provincia de Valencia) para acometer la criopreservación humana.

El proyecto ha sido “apadrinado” por un grupo inversor cuyo propietario es cliente de la empresa Cecryon. Este cementerio, inicialmente de carácter privado, pasó a ser propiedad de las entidades bancarias, después de que la empresa propietaria Grupo de Empresas Torsisa S.L, entrara en concurso de acreedores.

Las instalaciones que dan servicio a este cementerio son: zona de morgue y velatorios, tanatorio, horno crematorio, sacristía, sala confesional, sala de autopsias y cámaras frigoríficas.

El grupo inversor ha negociado la compra del cementerio Parque San Jaime con la entidad bancaria Cajamar, tras su adquisición, ha llegado a un acuerdo de cesión del tanatorio-crematorio con la empresa Cecryon por 50 años con opción a renovar. El grupo inversor también se ha hecho cargo de las obras de rehabilitación y adecuación destinando para ello más de 750.000 euros.

Javier Tapia, director general de la empresa Cecryon, nos asegura que “el tanatorio-crematorio Parque San Jaime se convertirá en el primer cementerio del mundo en ofrecer todas las alternativas posibles en la inhumación, incluida la criopreservación” e insiste en afirmar que “Cecryon podrá iniciar en España un modelo de empresa que ha sido probado en EEUU con notable éxito.

– Señor Tapia ¿En qué consiste la criogenización?
Consiste en preservar el cuerpo de una persona reduciendo la temperatura hasta alcanzar niveles donde no hay actividad biológica, evitando por tanto que los tejidos celulares se degraden y permitiendo que dicho cuerpo se conserve, con la esperanza de ser capaces en el futuro de revertir dicho proceso y corregir también los problemas de salud que llevaron a esa persona a necesitar criopreservarse en primer lugar.

– ¿Cuántos cuerpos criogenizados hay en el mundo?
No hay cifras oficiales, existen datos antiguos que hablan de unas 355 personas en esta situación, pero aparentemente dicha cantidad se habría incrementado en la actualidad hasta superar holgadamente los dos millares.

Por ejemplo de los dos centros que hay en EEUU, Cryonics Institute tiene 157 personas criopreservadas (muchas de ellas en los últimos 5 años), y ALCOR no da cifras oficiales, siendo el centro que mas actividad tiene, se le calcula por cientos.

Enlaces.:  http://www.cryonics.org/case-reports/ //   www.alcorg.org

– ¿Se ha descriogenizado algún cuerpo?
Se han logrado descriogenizar con éxito pequeños gusanos y órganos enteros como riñones de conejo. También se vitrifican y desvitrifican embriones humanos de forma regular. Este proceso aun no se ha llevado a cabo con éxito con un mamífero adulto, pero todo hace pensar que, tarde o temprano, dado que el desarrollo científico parece progresivo e imparable, se alcanzará la competencia técnica que permita hacerlo posible.

– ¿Hay alguna base científica que asegure que ese cuerpo puede revivir?
La experiencia en embriones, por ejemplo. No obstante, la demostración palpable tan solo se producirá cuando esto se lleve a cabo con un ser humano. Aun así, incluso cuando los procesos de vitrificación y desvitrificación sean una realidad cotidiana, seguirán existiendo riesgos, como por ejemplo que la muerte se produzca en circunstancias tales que imposibilite la recuperación del cadáver, como en el caso de un incendio.

EL MIT de Massachussets, la mas alta y reconocida institución científica del mundo, ya publicó un artículo a favor de la misma.

– Una vez que los cuerpos son descrioneginizados, qué pasa por ejemplo con los recuerdos?
No hay nada que nos haga pensar que los recuerdos del individuo vayan a verse afectados, y los experimentos efectuados con gusanos parecen ir en esa dirección. Esta es una pregunta que, curiosamente, no suele presentarse si evaluamos ciencia ficción especulativa en la que la criogenización se emplee, por ejemplo, para efectuar viajes estelares.

En esos casos a nadie se le pasa por la cabeza preguntarse si los astronautas seguirán conservando sus recuerdos, y esto es porque en realidad, lo que a usted le preocupa no es si la criopreservación puede dañar los recuerdos del sujeto, sino si lo hará la muerte. En ese sentido debe entenderse que la muerte no es un hecho puntual e instantáneo sino un proceso. Una persona a quien se le para el corazón y a la que se reanima con un desfibrilador conserva sus recuerdos. Si en lugar de un desfibrilador hubiéramos sometido a la persona a un proceso de criopreservación nada hace pensar que se debieran obtener resultados distintos en ese aspecto.

– ¿Se puede descriogenizar en España?, ¿Hay algún precedente?
En España la criopreservación se enfoca desde el punto de vista del tratamiento de cadáveres. En ese sentido, la competencia legislativa en materia de policía sanitaria mortuoria está transferida a las comunidades autónomas. Actualmente se está tramitando con Valencia para poder ofrecer servicios de criopreservación en nuestro territorio y esperamos estar en condiciones de hacerlo en los próximos meses. Existen precedentes de ciudadanos españoles que han optado por esta opción terapéutica. Por ejemplo Javier Ruiz, que ha sido enviado a Alemania su cerebro.

-¿Buscáis mas inversores? ¿Quién ha financiado el proyecto?
El proyecto ha sido “apadrinado” por un grupo inversor cuyo propietario es cliente nuestro. Aunque contamos con recursos propios, estamos abiertos a propuestas serias de inversión

-¿Qué crees que aportáis al mundo funerario?
Valor, sin duda, en un sector cada vez mas enraizado en una bajada de precios y márgenes, este servicio si es valorado por el cliente como una verdadera revolución en mundo funerario. De hecho, como alternativa a la inhumación surgió la cremación y hasta ahora no ha habido otra opción. La criopreservación es la tercera alternativa y una verdadera revolución en el sector funerario.

Web oficial.: http://www.cecryon.com

Compartir:
Valorar este artículo