Actualizado: 13/12/2017
InicioDestacadosLimpieza de restos orgánicos y fluidos corporales en lugares donde se ha cometido un crimen

Limpieza de restos orgánicos y fluidos corporales en lugares donde se ha cometido un crimen

Limpieza de restos orgánicos y fluidos corporales en lugares donde se ha cometido un crimen

Vía: El Confidencial

En España la limpieza especializada de restos orgánicos y fluidos corporales en espacios donde se ha cometido un crimen era, hace unos años, un campo por explotar, aunque en países como Estados Unidos existe una larga trayectoria que incluso se ha llevado al cine y a la televisión.

Miguel Ángel Merino realiza este trabajo dese hace unos años, cuando cubría una suplencia en una empresa de servicios funerarios: “La gente me preguntaba quién recogía los restos del difunto que quedaban en el domicilio, y nunca sabía qué contestar”.

Cuando se quedó en el paro, decidió montar DEP Limpiezas Especiales, una empresa que se dedica a “eliminar cualquier tipo de restos o de marcas que le recuerden al familiar los hechos acontecidos”. Casos que abarcan desde homicidios hasta accidentes, pasando por las llamadas “muertes desatendidas” y suicidios.

En algunas ocasiones “hay que levantar incluso el suelo, porque los fluidos se han filtrado por el parqué y no hay más remedio que limpiar por debajo”, explica Miguel Ángel Merino especialista en limpieza de restos orgánicos.

Los limpiadores de la empresa en la que trabaja, DEP Limpiezas Especiales, se formaron en Orlando y más tarde compartieron con él los trucos de limpieza que a día de hoy son confidenciales para mantener su estatus dentro del sector.

Miguel Ángel se niega rotundamente a proporcionar información sobre los productos químicos o los métodos para limpiar que utilizan en su empresa. “La competencia es muy fuerte, el sector funerario es muy pequeño y hay muchos intereses de por medio”, confiesa el experto. La principal dificultad, que además se intensifica en los meses de verano, es el olor. Resistente y duradero.

“Cuanto más se demora en el tiempo, menos restos orgánicos hay que limpiar”. La respuesta se encuentra en los insectos que se crean cuando se descompone un cuerpo: “Los mejores limpiadores que hay son los gusanos, dice Miguel Ángel.

Los precios oscilan en función del número de metros que hay que limpiar y los servicios a realizar en la casa, eso hace que aumente el coste de la limpieza. “No es igual limpiar 20 metros cuadrados que una casa de 1200 metros, donde hay que hacer la limpieza, desinfección, desinsectación, aplicar el ozono, retirar los restos y los residuos”. Por eso el coste de una “limpieza post mortem” oscila entre los 500 y los 4.000 euros. La vida tiene un precio. La muerte, también.

Compartir:
Valorar este artículo