Actualizado: 21/11/2018
InicioNoticiasEl cementero de Móstoles deja los ataúdes en un contenedor tras exhumar los restos y trasladarlos al osario

El cementero de Móstoles deja los ataúdes en un contenedor tras exhumar los restos y trasladarlos al osario

El cementero de Móstoles deja los ataúdes en un contenedor tras exhumar los restos y trasladarlos al osario

Vía: Fuente: El País

El Cementero municipal de Móstoles, (Comunidad de Madrid) desde hace unos meses arroja a un contenedor los ataúdes después de la exhumación de los restos que contienen y trasladarlos al osario, lugar donde se entierran los huesos que se sacan de las sepulturas. El olor de los ataúdes alertó a los visitantes, que ya denunciaron esta situación al ayuntamiento en el mes de mayo. La empresa encargada del recinto aclara que tirar los féretros al contenedor cumple con la normativa y que este se encuentra apartado de los nichos.

Con el calor, los féretros desprenden un hedor que llega a los vecinos que van a visitar a sus difuntos. Según uno de los trabajadores del cementerio, los féretros se tiran en el contenedor, pero se retiran en “tres o cuatro” días. Según la legislación de la Comunidad, toda exhumación deberá realizarse siguiendo las normas higiénicas y sanitarias adecuadas en cada caso. Los vecinos denuncian la falta de “sensibilidad” del Gobierno municipal socialista.

David Granero, gerente de Mármoles Granero, concesionaria del camposanto, explica que tras las exhumaciones a veces se producen restos que no son de personas, como la madera o los metales. Sobre los olores, el gerente explica que en su empresa han comprobado que no se producen. “No hay restos orgánicos, cumplimos en reglamento de sanidad mortuoria de la Comunidad y la madera no tiene consideración de material peligroso”, concluye.

Los féretros los retira una empresa especializada, ya que la concesionaria dice no tener capacidad para deshacerse de esos restos. Granero insiste en que su empresa cumplen “la norma” y que depositar los ataúdes durante un tiempo hasta que la empresa encargada los recoge es “lo normal”. El concejal de Presidencia y Seguridad Ciudadana, Roberto Sánchez, explica que se están produciendo exhumaciones que por vencimiento del plazo de concesión de los nichos o sepulturas, algo que desde el Ayuntamiento se hace conforme a la ley.

No obstante, los posibles restos de sudarios y féretros deben retirarse del cementerio, según quedó recogido en un informe sanitario del Ayuntamiento de junio de este año, en el que se indicaban las condiciones higiénico-sanitarias que ha de cumplir el cementerio municipal. Los servicios sanitarios del Ayuntamiento de Móstoles han requerido formalmente a la empresa concesionaria de las exhumaciones que retire inmediatamente los ataúdes, y visitará hoy la instalación.

La empresa Mármoles Granito es concesionaria del nuevo cementerio municipal desde 1995. El camposanto se encuentra a las afueras de Móstoles y fue inaugurado en 1981. El otro cementerio se encuentra en el centro de la ciudad y es propiedad de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción.

Compartir:
Valorar este artículo