Funsegur
Actualizado: 02/07/2022
InicioNoticiasEl cementerio de Santa Mariña es una joya arquitectónica que presenta una pobre imagen

El cementerio de Santa Mariña es una joya arquitectónica que presenta una pobre imagen

El cementerio de Santa Mariña es una joya arquitectónica que presenta una pobre imagen

Vía: La Voz

El cementerio de las ruinas de Santa Mariña (provincia de Pontevedra) es otro de los enclaves que no puede perderse quien visita Cambados. Desde el Concello ha apostado por esta joya hasta conseguir incluirla en la Ruta europea de cementerios singulares, pero últimamente la ha dejado un poco descuidada.

En medio del debate sobre a quién corresponde la limpieza y mantenimiento del camposanto -que es de titularidad parroquial y el Concello quiere convertir en municipal- ha pasado la primavera y parte del verano, y nadie ha ido por allí a cortar los setos. En consecuencia, el verde que flanquea el monumento se ha convertido en un voraz muro que amenaza con comerse pasillos y sepulturas.

De momento, algún turista se ha llevado ya de recuerdo, además de las fotos, un rasguño en el brazo al intentar cruzar por delante de la fachada de las ruinas pues junto al mirto crecen también zarzas que buscan la luz para expandirse. Y los propietarios de varias sepulturas han tenido que coger las tijeras para podar por su cuenta y despejar así las cruces y lápidas que estaban quedando sepultadas bajo un manto verde.

Pero el exceso de vegetación no solo constituye un problema estético y de seguridad, dejando una pobre imagen en un cementerio que presume de ser excepcional.

La pérdida de espacio en los pasillos -ya de por sí estrechos- debido al crecimiento de los setos está dificultando la movilidad por el cementerio, que en estas fechas recibe a miles de personas que quieren conocer este hermoso conjunto arquitectónico. En horas punta, los visitantes tienen que hacer cola para poder acceder al interior de las ruinas, debido a que malamente caben dos personas en el pasillo. Y los vecinos que acuden a rezar a sus muertos y a adecentar las tumbas también deben esperar turno, caldero en mano.

El concejal de Obras e Servizos, José Ramón Abal, reconoció que el estado que presenta el camposanto es malo y anuncia que se tomarán medidas en breve para corregir esta situación.

Entre tanto, el gobierno local sigue esperando contestación del Arzobispado de Santiago respecto al futuro de la titularidad del cementerio. El gobierno local esgrime que debe ser municipal para que el Concello se encargue de la limpieza pero parece que, a corto plazo, va a seguir asumiendo esta tarea pese a no ser suyo.

Compartir:
Valorar este artículo