Actualizado: 21/11/2018
InicioNoticiasCadáveres de la Complutense: el forense refleja que el formol es el causante de la enfermedad de los empleados

Cadáveres de la Complutense: el forense refleja que el formol es el causante de la enfermedad de los empleados

Cadáveres de la Complutense: el forense refleja que el formol es el causante de la enfermedad de los empleados

Vía: El Confidencial

El informe ampliatorio realizado por el forense ya ha llegado al juzgado que investiga la insalubre acumulación de cadáveres en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. El documento entiende que sí existe una relación directa entre la sustancia utilizada para conservar los cuerpos, que emitía un fuerte olor, así como probablemente gases nocivos para la salud, y las dolencias que presentaron los trabajadores del departamento de Anatomía y Embriología Humana II -responsable de los restos humanos- que se descubrieron con posterioridad.

El informe forense ha sido entregado a la Fiscalía Provincial de Madrid con el fin de que este organismo se pronuncie sobre las consecuencias penales que debería tener esta infracción de acumular cadáveres de forma inconveniente durante años. Según fuentes de la Fiscalía, el Ministerio Público está barajando la posibilidad de calificar los hechos acaecidos en el departamento de Anatomía como un delito contra los derechos de los trabajadores, ya que la imprudencia acabó finalmente afectando a la salud laboral, como indica el forense en su trabajo.

Algunos extrabajadores del departamento llegaron a denunciar haber sufrido insuficiencias respiratorias e incluso algún caso de cáncer después de haber estado expuestos durante años a los altos niveles de formol, hasta 25 veces superiores a los parámetros permitidos. Las malas condiciones de conservación existentes (cámaras frigoríficas escasas, falta de espacio, etc.) obligaban a los responsables a utilizar más formol de lo habitual.

La inspección de Trabajo impuso una sanción de 100.000 euros a la universidad por mantener en mal estado cadáveres donados por personas a la ciencia antes de morir. Según el informe elaborado por la inspectora Pilar Carranza, algunos cuerpos aún tenían “pañales puestos” y mojados, otros presentaban “diferentes estados de putrefacción”, el suelo estaba repleto de “grasa” procedente de los propios difuntos y el olor era insoportable.

Compartir:
Valorar este artículo