Actualizado: 21/11/2018
InicioNoticiasEl Ayuntamiento de Torredonjimeno justifica la demora en la apertura del nuevo tanatorio

El Ayuntamiento de Torredonjimeno justifica la demora en la apertura del nuevo tanatorio

El Ayuntamiento de Torredonjimeno justifica la demora en la apertura del nuevo tanatorio

Vía: Diario de Jaén

El Ayuntamiento de Torredonjimeno (provincia de Jaén) ofreció, la pasada semana, explicaciones públicas sobre la demora en la apertura del nuevo tanatorio municipal, una vez que se procedió a su recepción de las obras el pasado 16 de enero. Uno de los principales retrasos en la inauguración de las instalaciones, muy esperadas por los vecinos, es la “seguridad”, porque se requieren nuevas obras en los aledaños de la flamante edificación.

La comparecencia comenzó con un resumen de los hechos ocurridos desde 2010, cuando, una vez adjudicado el proyecto a la empresa Llopabl, el proceso se detuvo al presentar una reclamación ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía por parte de la firma torrecampeña Miampa. El caso no se resolvió hasta el año 2013.

El equipo de Gobierno se aclaró que existe en el presupuesto final un exceso de 6.000 euros a favor de esta empresa, pero que, según los técnicos, no supone una anomalía, dado que la ley permite, por los diferentes imprevistos que pueden surgir durante un proceso de obras, hasta un 10% de desfase. En este caso no se llega al 1%. Además, el alcalde, Juan Ortega, incidió: “Ningún Ayuntamiento desde 2010 ha tenido llaves del tanatorio hasta que se consumó la recepción”. De esta manera, zanjó con los rumores que indicaban lo contrario.

Por otro lado, detalló la situación actual que, como se aprobó en el pleno ordinario de febrero, con una modificación de crédito de 17.545 euros, se centra en las obras de adecuación de la calle Piñuelas, donde se ubica el edificio. El proyecto comprende la construcción de un muro y una baranda protectora en el talud del aparcamiento y el levantamiento de la acera para la conducción de cables de telefonía y electricidad. Esto es, que, en última instancia, el tanatorio aún no ha abierto sus puertas por “motivos de seguridad”.

Compartir:
Valorar este artículo