Actualizado: 15/11/2018
InicioEntrevistasNoemí Morte forense titular de Imelga: “Muchos médicos no saben hacer una historia clínica”

Noemí Morte forense titular de Imelga: “Muchos médicos no saben hacer una historia clínica”

Noemí Morte forense titular de Imelga: “Muchos médicos no saben hacer una historia clínica”

Vía: Entrevista realizada por: Begoña R. Sotelino / La Voz de Galicia

La forense titular del Imelga en Vigo organiza unas jornadas destinadas a la formación legal del profesional de la salud. Noemí Morte lleva media vida aguantando gracietas sobre su apellido que, asociado a su profesión como médica forense, propicia comentarios que a quien los hace le parecen de morirse de risa, pero ella ya está inmunizada. «Es mi cruz y vivo con eso», afirma.

De lo que no está vacunada es de la pasión que dedica a su trabajo. La forense titular en Vigo del Instituto de Medicina Legal de Galicia organiza las jornadas tituladas Aspectos prácticos de la responsabilidad profesional, dirigidas, sobre todo, a profesionales del sector sanitario, que se celebran hoy en la delegación territorial de la Xunta.

-¿Las jornadas podrían llamarse también «Cómo quitarse marrones de encima»?
-¡No, no, no! En absoluto. La cuestión es que la sociedad ha aumentado mucho el nivel de exigencia hacia los médicos y tiene sus razones. La gente tiene más información a su alcance, y la medicina, más avances. Durante la formación universitaria cada vez es más escasa la formación médico-legal y lo que vemos en nuestro quehacer diario es que muchas veces los médicos no saben cómo hacer bien las cosas, cómo hacer una historia clínica, cómo abordar un conflicto, cómo administrar un consentimiento…. Jornadas como esta sirven para darles formación para que no se genere un conflicto innecesario que termine en el juzgado y además no llegue a ninguna parte, el paciente se sienta defraudado por el sistema judicial y el médico se sienta herido porque ninguno, a priori, quiere dañar al paciente. Quiere curarlo. Que lo consiga o no, no depende solo del médico.

-¿Usted ve los casos solo desde el lado del profesional de la salud?
-Yo tengo siempre las dos visiones. Soy un perito, tengo que ser imparcial y conocer la versión de las dos partes. Es evidente que la formación que yo tengo se la puedo trasladar a los médicos, no a los pacientes.

-Pero, por ejemplo, el profesional tiene la historia clínica. ¿Y el paciente qué tiene que hacer? ¿grabar las conversaciones con el médico?
-No, el paciente tiene que tener confianza en el médico y el médico tiene que hacer bien su trabajo: trasladarle una información veraz, no generarle expectativas que no existen y aclararle las dudas que tenga. Uno de los objetivos que tenemos que lograr es disminuir la medicina defensiva, que empeora mucho la relación médico-paciente.

-Eso sería en un mundo ideal…
-Sí, claro, pero hay que dar un paso hacia una nueva situación.

-¿Una historia clínica puede tener valor jurídico?
-Es la prueba, el documento médico legal más importante en una demanda por una negligencia médica. Es lo que nosotros estudiamos para saber si hubo una buena praxis y darle al juez una visión sobre lo que ha ocurrido. Da igual lo que diga uno u otro. Lo que no está escrito no existe, como recoge el título de una de las ponencias. Los profesionales deben ocuparse de cubrir bien las historias, pero tampoco perder excesivo tiempo con ello.

-Lo que pasa es que la historia la escribe el médico…
-Ya, pero lo normal es que cuando atiende a un enfermo no esté pensando que lo que escribe le va a servir como prueba de defensa por si acaso le denuncian.

-¿Hay más errores médicos o más facilidad para hacer llegar una queja?
-Nunca hay un solo error sino varios concatenados. La relación médico-paciente era otra. Ni mejor ni peor. Las población se vuelve más exigente, pero los médicos tienen más medios a su alcance y las demandas siguen creciendo. Los médicos somos humanos y estamos en un sistema sanitario gestionado por humanos. Los fallos existen y cuanto mayor es el sistema más posibilidades de error hay, aunque no todos son negligencias.

-¿En qué especialidad hay más problemas?
-En las médico-quirúrgicas, porque cuando el resultado no es el esperado el fallo es más evidente. Las complicaciones siempre existen, aunque sea una entre un millón.

Compartir:
Valorar este artículo