Actualizado: 18/10/2021
InicioArtículosEmpresarios de la muerte

Empresarios de la muerte

Empresarios de la muerte

Vía: Autor: Álvaro Rodríguez Hernández /El diario del Otún

El día de mi partida última, quisiera no que me dieran una vuelta por verdes prados. O por la esquina del barrio que frecuenté o por los escenarios de vida que gasté con voracidad. O que me coloquen un periódico de almohada o un radio encendido. O un libro con hojas gastadas. Tampoco que me coloquen el mejor vestido cuando puede servir de abrigo a otra persona…

Tampoco que me lleven coronas o que me depositen en un féretro costoso que desaparecen en horas. Mucho menos, deudos prestados o ajenos a una ceremonia privada… Gracias, Dios les pague pero voy a vivir muchos años más está en el inventario real de mis huesos y de mis carnitas…

Esto hace parte del luto y del dolor que se riega después del “pase el siguiente”. Guárdeme para otro día el certificado de defunción. Cementerios, parques cementerios, campos de paz, existen 7 entre Pereira y Dosquebradas (Colombia). En Pereira, hay 8 salas de velación. Hay 3  salas de cremación o incineraciones u hornos. En Pereira, existen bien contadas 8 salas de velación  o funerarias. Hay un refinado paquete de servicios fúnebres. Actúan allí los empresarios de la muerte. Esto vale plata. Morir vale plata  y quita sonrisas.

Todo este preámbulo para decir que acaban de dar licencia ambiental, permisos en regla, de Curaduría Urbana, del gobierno de Pereira que no se resigna a morir  en silencio…. para construir un honro crematorio o una sala de cremación en el sector de Cerritos. (¿Será con parque cementerio donde el dinero rinde y rinde mucho menos?)

Va a quedar con buenos vecinos: virtuosas canchas de golf, canchas deportivas del Campestre, zonas verdes olorosas a vida, centros logísticos, envasadoras de bebidas, en la vía a Cerritos. Todo está listo para que inicien sus trabajos. Muchos vecinos de la franja de Cerritos  no saben que dicha vía y la zona -entre Cerritos y el peaje vía a Cartago- será sede de la maravillosa idea que delata que será el primer parque cementerio con Zona Franca o con la laxitud del Plan de Ordenamiento Territorial.

Pero alguien debe dar explicación. Que sea el gobierno de Pereira con Planeación a la cabeza, antes que se despida con méritos alquilados. No quiero ver a los altruistas funcionarios de muchas pelambres “ahogados” entre las emisiones atmosféricas o con la presencia de “olores raros” como consecuencia del impacto ambiental. Vía al Parque Ukumarí, a una piña de Cerritos, a una deliciosa gelatina o pandero, o  a un paisaje que no se desprende del vidrio cruzado de un trancón insoportable que se tomó la vía a Cartago, a Cerritos y a La Virginia. El verde desaparece en la zona gracias a las llamas eternas que este gobierno parece  logra con los olores que todavía expele.

¿Están en regla y vigentes  los permisos para utilizar los hornos crematorios existentes? ¿Cumplieron su vida útil? ( se estima que tienen 3 años ) ¿Quién está detrás del lucrativo negocio del horno crematorio aprobado? ¿Alguien me podrá responder con sabiduría de Diablo, si estos aparatos  producen óxidos de nitrógeno,  azufre, carbono, gases carbónicos?

¿Qué controles ambientales se aplican por parte de la Cárder por emisiones atmosféricas? ¿Cuántas personas mueren por día en  el Área Metropolitana? ¿Quien responde por  el mantenimiento de bóvedas, osarios, de  aguas residuales por la descomposición de cuerpos?

¿Alguien me podrá decir cuánto vale el viaje final, para ver si alcanzo a pagarlo en cómodas cuotas mensuales, antes que el radio -que me colocaron al lado-  se quede sin pilas y el chorro de fuego que me hierve en mis huesos me digan que ya no me pertenezco?  ¡Vaya vida de vivos!

Compartir:
Valorar este artículo