Actualizado: 17/11/2018
InicioNoticiasCiudad de Los Ángeles honra a las personas fallecidas sin identificar y a las que no han sido reclamadas

Ciudad de Los Ángeles honra a las personas fallecidas sin identificar y a las que no han sido reclamadas

Ciudad de Los Ángeles honra a las personas fallecidas sin identificar y a las que no han sido reclamadas

Vía: Francisco Castro / La opinión

El condado de Los Ángeles en el Estado de California, (Estados Unidos) honra a personas que murieron sin ser identificados, o bien, cuyos restos nunca fueron reclamados por sus familiares. Curas, rabinos, autoridades electas y algunas personas de la comunidad se congregaron en la mañana del miércoles en el cementerio y crematorio del condado en Boyle Heights para recordar a muchos que en vida fueron olvidados.

Como lo hace cada año, el condado realizó un evento fúnebre para honrar a 1,379 individuos que fallecieron en el condado y que por alguna razón no se logró encontrar a sus familiares o murieron sin haber sido identificados.

“Queremos que sepan que no los olvidamos y para que la comunidad siempre recuerde la dignidad de cada persona que conocemos, porque nunca sabemos dónde podemos terminar”, dijo el padre Chris Ponnet, quien por más de una década ha liderado el evento al que acuden representantes religiosos de múltiples fes.

El condado espera tres años luego de la muerte de una persona en estas circunstancias antes de cremar y enterrar sus restos. La idea es dar tiempo para encontrar a sus familiares. “Con la bendición del ADN y las redes sociales más y más gente se da cuenta que sus seres queridos han fallecido en el condado”, dijo el padre Ponnet.

Sin embargo, no siempre se puede encontrar a familiares. Algunos son indigentes. Muchos son pobres. Muchos no tienen a nadie que llore por ellos. Sin importar su estatus en vida, cada uno de ellos es importante”, dijo el supervisor del condado de Los Ángeles, Don Knabe, quien estuvo presente en la ceremonia.

En otros casos son indocumentados o migrantes que han perdido la conexión con familiares en países de origen, indican las autoridades. Hace varias décadas un familiar de Susan Nuray falleció en el hospital del condado y fue enterrado sin que ellos se dieran cuenta. Es por eso que ayer asistió al evento. “Todos deberíamos orar por las almas de todo el mundo. Es parte de nuestra religión rezar por los muertos”, expresó

Compartir:
Valorar este artículo