Actualizado: 19/06/2018
InicioNoticiasCondenado por simular un delito de daños en 36 nichos que iba a construir en el cementerio

Condenado por simular un delito de daños en 36 nichos que iba a construir en el cementerio

Condenado por simular un delito de daños en 36 nichos que iba a construir en el cementerio

Vía: Levante-emv

El propietario de una empresa de construcción de cementerios Serafín G. M. aceptó una condena de tres meses de cárcel y seis meses de multa por simular un delito de daños en los 36 nichos que iba a construir en el cementerio de Montserrat. El acusado, que compareció por videoconferencia en el juicio contra él en la sección tercera de la Audiencia de Valencia, admitió haber presentado una denuncia falsa el 6 de septiembre de 2011 en el cuartel de la Guardia Civil de Llombai. Según la Fiscalía el condenado denunció que «personas desconocidas, tras forzar el candado de la puerta del cementerio de Montserrat, ocasionaron en 36 encofrados de nichos desperfectos valorados en 108.000 euros, con la finalidad de ser indemnizado por la compañía de seguros».

Un detective privado
La aseguradora sospechó de la falsedad de la denuncia y contrató a una empresa de detectives privados «para conocer las causas del siniestro». La empresa aseguradora nunca llegó a abonar la indemnización que correspondía a Serafín G. M. por la póliza de seguros que tenía contratada para cubrir los posibles desperfectos en los materiales de construcción en los nichos.

La Fiscalía solicitaba por estos hechos una pena de nueve meses de multa, con una cuota diaria de diez euros, por la simulación del delito y cinco meses de prisión por un delito intentado de estafa. Al admitir los hechos y llegar a una conformidad la pena impuesta a Serafín G. M. se redujo a 3 meses de prisión y seis meses de multa a razón de cuatro euros al día.

Aunque como el acusado mostró su voluntad de «reparar el daño causado y no es un reo habitual» la sala y la fiscal se mostraron de acuerdo en suspender la pena de tres meses de cárcel «siempre que no vuelva a cometer ningún delito y abone una multa de 960 euros (unos 80 euros al mes)». El acusado ya fue condenado por unos hechos similares a los juzgados en Valencia por la sección segunda de la Audiencia de Santa Cruz de Tenerife a un total de nueve meses de multa y cinco de prisión, según una sentencia declarada firme el 21 de enero de 2014.

Compartir:
Valorar este artículo