Actualizado: 26/07/2021
InicioNoticiasLa Procuraduría General de Justicia del Estado se desvincula de los abusos de las ‘funerarias fantasma’

La Procuraduría General de Justicia del Estado se desvincula de los abusos de las ‘funerarias fantasma’

La Procuraduría General de Justicia del Estado se desvincula de los abusos de las ‘funerarias fantasma’

Vía: Alberto Martínez / Pulso

A pesar de que hay documentos oficiales que demuestran lo contrario, el director de Averiguaciones Previas de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de México, Alfredo Flores Olguín, aseguró que no hay rol de guardias oficial de funerarias para recoger los cuerpos de personas fallecidas en hechos violentos.

Agregó que dichas empresas no deben obligar a los dolientes a contratar su servicio y éstos tampoco deben pagar ni un peso por el certificado de defunción porque están foliados y regulados por la Secretaría de Salud. Lores Olguín explicó que el servicio de apoyo sólo debe ser para el traslado de los cuerpos y advirtió que no es obligatorio que los deudos les compren los servicios funerarios. El funcionario deslindó a la Procuraduría de Justicia de responsabilidad alguna en la prestación de dichos servicios.

Comentó que frecuentemente las autoridades policiales, el Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C-4), la Policía Federal o cualquier otra autoridad les da cuenta de hechos de tránsito, por citar un ejemplo, y el papel de la funeraria termina con la entrega el cuerpo a la PGJE para la práctica de la necropsia. “De ahí en adelante, deben ser los deudos quienes determinen qué tipo de servicio funerario es el que requieren”.

Aseguró que no hay lucro de la PGJE porque las propias funerarias se organizaron y forman sus respectivas guardias para acudir a recoger los cuerpos dependiendo de la disponibilidad para recoger los cuerpos.

Con la anuencia o complicidad de la Dirección de Averiguaciones Previas, empresas funerarias “fantasmas” prestan un servicio a la ciudadanía que deja mucho que desear. Pese a que dicen ofrecer “asesoría gratuita”, cobran cantidades exorbitantes por un simple certificado de defunción que otras empresas del mismo ramo no cobran a los deudos.

Después de tener varias quejas respecto a empleados de las funerarias Jardines Perpetuos, Misiones del Ángel y Previpo, personal de este medio informativo decidió realizar un recorrido por los domicilios con que se anuncian.

No obstante, se pudo constatar que las instalaciones distan mucho de ser las adecuadas para prestar el servicio de inhumación, a excepción de Previpo que se encuentra debidamente establecida, pero hasta donde se indagó, carece de personal y equipo para acudir a levantar los cuerpos, por lo que sólo presta el nombre para que otras funcionarias a su nombre hagan el trabajo.

Compartir:
Valorar este artículo