Actualizado: 26/07/2021
InicioNoticiasLas funerarias de Grecia no consiguen cobrar la cantidad mínima para poder iniciar un servicio

Las funerarias de Grecia no consiguen cobrar la cantidad mínima para poder iniciar un servicio

Las funerarias de Grecia no consiguen cobrar la cantidad mínima para poder iniciar un servicio

Vía: Associated Press

Las funerarias de Grecia pasan apuros para lidiar con las restricciones bancarias que limitan el retiro de efectivo de los clientes a 60 euros (65 dólares) al día. Incluso un modesto servicio fúnebre en Grecia cuesta más de 15 veces esa cantidad en un país que acostumbra llevar a cabo los funerales al poco tiempo de la muerte y paga por ellos en efectivo casi en su totalidad.

“Especialmente esta semana, con los controles de capital de los bancos, sin importar de dónde viniera el dinero, ni siquiera podíamos recuperar nuestros gastos”, dijo Eustratios Voulamandis, quien dirige una funeraria en un vecindario de clase trabajadora en el occidente de Atenas.

En un cuarto trasero de la funeraria, el trabajo continúa, conforme los empleados remueven el plástico transparente de ataúdes y utilizan una pistola de grapas para ajustar la tela decorativa alrededor de los féretros. Pero el negocio de Voulamandis depende de pagos únicos hechos por los dolientes que comienzan en 800 euros (866 dólares) y que por ahora son imposibles de reunirse.

“Para comenzar un servicio funerario, necesitamos entre 800 y 1.000 euros, pero la gente nos está dando 50, 70 o incluso 20 euros y nos dicen que es lo único que tienen”, comentó.

Las funerarias exigen esa cantidad por anticipado por el temor de no recibir todo su dinero una vez concluida la ceremonia y mientras exista falta de liquidez. Y casi siempre es efectivo. Las tarjetas de crédito, y especialmente cheques, rara vez se utilizan para tales transacciones en Grecia, que sigue siendo una economía basada en el efectivo.

Las dificultades de reunir dinero han causado algunas consecuencias macabras, dijeron Voulamandis y otros operadores funerarios. Algunos cuerpos han tenido que pasar más tiempo del acostumbrado en la morgue y otros tienen que declararse en bancarrota legal para que el estado pueda financiar el funeral para sus parientes.

Los bancos de Grecia han estado cerrados durante tres semanas, si bien ayer 20 de julio han abiertos sus puertas únicamente se pueden sacar 420 euros semanales. La gente no tiene dinero e intenta organizar velatorios al costo más bajo posible”, dijo. “Una vez que los funerales se llevaron a cabo, lo que queda es un tumba por decorar. ¿Pero qué pasa si no tienes dinero? “Pues que no se hace”. “La falta de efectivo significa que la industria está paralizada”, agregó.

Compartir:
Valorar este artículo