Actualizado: 19/09/2020
InicioNoticiasLa Comunidad de Madrid asegura que el crematorio de Navalcarnero no supone ningún perjuicio para la salud

La Comunidad de Madrid asegura que el crematorio de Navalcarnero no supone ningún perjuicio para la salud

La Comunidad de Madrid asegura que el crematorio de Navalcarnero no supone ningún perjuicio para la salud

Vía: El icebergde Madrid

La Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Medio Ambiente, desde donde se ha emitido un informe en el que se aclara que la ampliación del tanatorio municipal de Navalcarnero (Madrid) para incorporar el servicio de cremación -y la infraestructura que éste requiere- se ajusta a la legislación. Pero quizás lo más importante es que dicha infraestructura no supone perjuicio alguno en cuanto a calidad atmosférica ni afecciones a la salud se refiere.

Desmitificando el baile de normativas y argumentos de la agrupación socialista y el partido independiente -PDAP- para volver a la opinión pública contra la creación de un servicio necesario para el vecino, la ‘Declaración de Impacto Ambiental’ ha fallado a favor de la instalación del crematorio. De esta manera, los navalcarnereños no tendrán que trasladarse, como hacían hasta ahora, a otros municipios para poder beneficiarse del servicio de incineración, una opción a la que, año tras año, recurren cada vez más personas.

Es más, la ampliación del tanatorio municipal -que se inauguró en 2001- contemplaba ya la incorporación de este crematorio, adosado a la fachada del edificio funerario. Razón por la que el Ayuntamiento podría incurrir en un delito de prevaricación si tratase de impedir que la promotora acometa las obras de dicha infraestructura, ya que la entidad ha cumplido con los requisitos de dicho proyecto.

Garantía de salud
Según se desprende del informe, los datos de emisión de contaminantes no superan los valores límite. Y esto después de que estableciesen unos parámetros especialmente estrictos y más exigentes que los fijados en el decreto que incluye la protección del medio ambiente, así como la prevención y corrección de la contaminación industrial. Igualmente, el consistorio intervendrá para garantizar una adecuada defensa del entorno a través de controles, y también se instalará un sistema de depuración y evacuación de gases para minimizar el impacto, reduciéndose el porcentaje de contaminantes, así como olores y partículas: «Se garantiza de este modo la protección de la salud humana y el medio ambiente».

Demagogia ambiental
Manejando a su antojo el Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria, desde la oposición han intentado sensibilizar a la población denunciando que el crematorio incumple la distancia mínima de 500 metros con respecto a zonas pobladas, destacando que a 312 metros del tanatorio está ubicado un colegio, además de varias viviendas. Lo que se le olvida decir a los grupos políticos es que dicha norma se refiere a cementerios. Asimismo, el reglamento vigente en la región no establece distancia.

Otra crítica de la oposición fue la cercanía del depósito de agua del Canal de Isabel II que abastece a la localidad. Apresurándose a alarmar a los lugareños sobre el posible riesgo que supondría la instalación del crematorio, al PSOE y al PDAP se les olvidó un pequeño detalle: que la red en cuestión se encuentra soterrada, por lo que el horno no afectaría a la infraestructura.

Compartir:
Valorar este artículo