Actualizado: 17/09/2021
InicioNoticiasLos vecinos de Padrenda quieren crear una comunidad de propietarios para gestionar la ampliación del cementerio

Los vecinos de Padrenda quieren crear una comunidad de propietarios para gestionar la ampliación del cementerio

Los vecinos de Padrenda quieren crear una comunidad de propietarios para gestionar la ampliación del cementerio

Vía: T Hermida / Faro Vigo

Vecinos de Padrenda (provincia de Orense) buscan promover la creación de una “comunidad de propietarios” del cementerio parroquial para llevar a cabo la ansiada ampliación del cementerio, un proyecto pendiente desde hace ya años por cuanto el Ayuntamiento comenzó a impulsarlo en 2007.

Se trata de una obra compleja en cuanto a autorizaciones de la administración y negociaciones con el arzobispado dado que la ampliación se pretende llevarse a cabo en un terreno que pertenece al iglesario. Unas y otras fueron gestionadas por el Concello (Ayuntamiento) y cuentan ya con aprobación por lo que ahora todo está en manos de los propios vecinos de la localidad.

La edil de Padrenda, Susana Otero Meaño, reconoce que éste va a ser uno de sus objetivos prioritarios para el año que comienza y en el que se pondrá a trabajar tras el parón navideño: “se trata de reunir a un grupo de vecinos dispuestos a liderar la creación de esta asociación de propietarios que es la que tiene que afrontar las obras; luego la idea del Concello va a subvencionar parte de las mismas tal y como se hizo en obras de otros cementerios”.

Reconoce que por el momento ha mantenido contacto con algunos vecinos pero falta la incorporación de más gente en los próximos meses “y cuando asociación esté operativa podrían empezarse todo el proceso para las obras”.

El cementerio de Padrenda dispone en la actualidad de 99 panteones que se traducen en un total de 297 nichos. Los vecinos venían demandando desde hace más de una década su ampliación, pero al carecer Padrenda de una asociación de vecinos que liderara las obras -tal y como ocurrió en otras localidades meañesas como Dena, Lores, Simes o Meaño- no había colectivo alguno dispuesto a gestionar un proyecto de esta envergadura. Es por ello que el concello de Meaño, presidido entonces por Jorge Domínguez, se puso manos a la obra en 2007, ya con Susana Otero como edil embarcada en la iniciativa.

Para ello fue necesario gestionar, entre otros aspectos, la concesión por parte del arzobispado de Santiago de una parcela de 600 m2 que pertenecía al iglesario. En ella se pretende la construcción, inicialmente, de una treintena de panteones, lo que significaría incrementar en un 30 por ciento la capacidad de panteones del actual cementerio, si bien existe superficie para aumentar dicho número si aparecen más solicitudes.

Las obras conllevarían además la construcción de una zona común de columbarios y una mejora de todo el camposanto con la construcción de unos aseos públicos adaptados también para discapacitados, un almacén para albergar material de limpieza y de mantenimiento y una mejora del acceso al cementerio actual con la construcción de nuevas escaleras con menos pendiente más de una rampa de acceso para discapacitados para adaptarse a la ley de accesibilidad.

Y es que al actual cementerio de Padrenda se baja ahora por unas escaleras muy pronunciadas, tanto que se convierten en peligrosas por lo que muchos mayores son reticentes por ello a acceder al camposanto cuando se celebran actos fúnebres. Es precisamente esta obra común que beneficiaría a todo el cementerio lo que justificaría la inclusión de todos los vecinos en la comunidad de propietarios que se pretende auspiciar, y no sólo de aquellos que se acojan a la ampliación propiamente dicha.

Compartir:
Valorar este artículo