Actualizado: 27/07/2021
InicioCuriosidadesEl georradar confirma la existencia de unos 30 nichos en la cripta del Convento de las Trinitarias

El georradar confirma la existencia de unos 30 nichos en la cripta del Convento de las Trinitarias

El georradar confirma la existencia de unos 30 nichos en la cripta del Convento de las Trinitarias

El georradar dirigido por el director de la empresa Falcon High Tech, Luis Avial, ha confirmado la existencia de una treintena de nichos situados en la cripta de la iglesia de las Trinitarias, que contienen restos óseos en su interior. Sería esta la primera zona a inspeccionar en una hipotética segunda fase del proyecto de búsqueda de los restos de Miguel de Cervantes.

Esta técnica no invasiva ha detectado cinco zonas en el convento de las Trinitarias con posibles enterramientos y que podría corresponderse alguno de ellos con el del escritor. La segunda fase del proyecto supondría en análisis in situ con criterios arqueológicos y antropológicos. La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha asegurado que la segunda fase de la búsqueda de los restos de Miguel de Cervantes tendrá financiación por parte del Ayuntamiento

El forense Francisco Etxeberria no ha concretado a cuánto ascendería el presupuesto ya que ha contestado a preguntas de la prensa que se aplicarían “las tasas y tarifas publicadas en el Boletín Oficial del Estado”. Sí que ha sido algo más preciso al detallar que una semana de trabajo en la cripta para una decena de especialistas, procedentes de las universidades del País Vasco, Granada y Complutense y del Instituto de Medicina Legal de Galicia, “no va a ser tan onerosa para el Ayuntamiento” en comparación con la primera fase, que supuso un desembolso de 12.000 euros.

Encontrar dónde descansa Miguel de Cervantes, el creador de Don Quijote de la Mancha, ha reunido en el Palacio de Cibeles a más de un centenar de periodistas de todo el mundo. También han querido mostrar su apoyo al proyecto el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Bello, y la alcaldesa de Esquivias (Toledo), Elena Fernández de Velasco.

Compartir:
Valorar este artículo