Actualizado: 14/06/2021
InicioNoticiasLos musulmanes residentes en Fuerteventura reclama un lugar donde poder enterrar a sus difuntos por el rito islámico

Los musulmanes residentes en Fuerteventura reclama un lugar donde poder enterrar a sus difuntos por el rito islámico

Los musulmanes residentes en Fuerteventura reclama un lugar donde poder enterrar a sus difuntos por el rito islámico

Los musulmanes residentes en Fuerteventura (provincia de Las Palmas) llevan años reclamando al Ayuntamiento de Puerto del Rosario un lugar donde enterrar a sus difuntos por el rito islámico y, mientras esperan la promesa hecha en su día por el Consistorio, lamentan que, con la crisis, se han visto sin dinero para repatriar a sus difuntos.

La comunidad musulmana en la isla llegó a superar las 12.000 personas, aunque los reveses de la crisis la han reducido a unos 6.000. Sin embargo, los que aún continúan en la isla siguen agarrándose a una “promesa” de 2006 en la que el alcalde de la capital, Marcial Morales (CC), hablaba de la posibilidad de dotarles de un espacio para dar sepultura a sus familiares.

Desde entonces, la idea de contar con un lugar sagrado para los musulmanes se ha convertido en una de las principales preocupaciones de esta comunidad. El pasado 10 de febrero, dieron un paso más en su lucha con la entrega en el Ayuntamiento de 470 firmas de ciudadanos de distintas creencias religiosas que apoyan su demanda.

El presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de Canarias (UCIC), Abdou Ould Ahmed Eli, aclara, en declaraciones a Efe, que lo único que piden es una parcela dentro del cementerio capitalino donde poder enterrar a sus muertos o un terreno en el que hacerlo por el ritual musulmán. La confesión islámica marca entre sus preceptos que los cuerpos deben ser enterrados siguiendo la orientación hacia La Meca, lugar de culto y peregrinación para el islám, y en tierra, siempre teniendo en cuenta los criterios sanitarios.

El asesor religioso de la comunidad islámica en las islas y presidente de la Federación Islámica de Canarias (FIDC), Tijani El Bouji, recuerda que la comunidad musulmana de Canarias lleva años luchando por el cumplimiento del acuerdo Islám-Estado de 1992 en el que se reconoce, en uno de sus artículos, el derecho a poseer cementerios islámicos propios.

Tijani El Bouji explica que “gracias a la colaboración de las instituciones locales”, las comunidades musulmanas de algunas islas han conseguido que se les conceda una parcela de cementerio. “Algunas de ellas son muy pequeñas, como la de Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife”, reconoce, mientras que Lanzarote “ya dispone de un cementerio islámico propio con todas las necesidades que requiere el rito islámico del difunto”.

Ahmed Eli explica cómo en Fuerteventura hace unos años se organizaban los integrantes la comunidad y recogían los fondos para repatriar los cadáveres a través de una colecta. Ahora, con una población muy mermada y con la mayoría sufriendo el paro y la incertidumbre laboral, resulta “muy difícil poder recoger dinero”.

Repatriar hoy un cadáver hasta África puede costar, en el caso de Marruecos, entre los 3.000 y 6.000 euros, una cifra que llega a alcanzar hasta los 7.000 euros en el caso del África subsahariana. El coordinador de la UCIC y encargado del asesoramiento y la gestión del traslado de los difuntos, Rachid Belchadir, contabiliza unos 15 traslados el pasado año desde Fuerteventura.

Algunos de ellos, debido a la falta de presupuesto, se tienen que enviar a Lanzarote. Sin embargo, trasladarlos a la isla vecina también supone un gasto próximo a los 3.000 euros, apunta Belkhadir. De los musulmanes que viven en Fuerteventura, unos 1.500 musulmanes son españoles, entre ellos 650 niños. “Estas personas, en su día, tienen que ser enterradas en España”, subraya el coordinador de la UCIC.

Mientras siguen a la espera de una respuesta a “la promesa” de 2006, Rachid Belkhadir recuerda el discurso que muchos políticos llevan por bandera: “las puertas siempre están abiertas para la comunidad musulmana”. A lo que él responde: “pero también queremos que estén las de los cementerios”.

Fuentes del Ayuntamiento de Puerto del Rosario han recordado que la ciudad cuenta con tres cementerios laicos de gestión municipal y “sin ningún condicionante”, a la vez que han reconocido que, por razones de salud pública, los enterramientos se hacen en nichos, no en tierra. Desde el Ayuntamiento, también han reconocido haber estudiado el proyecto, sobre todo por la petición de la comunidad musulmana, aunque no han precisado si en un futuro se ejecutará.

Compartir:
Valorar este artículo