Actualizado: 13/12/2018
InicioNoticiasUrbanismo rehabilitará el cementerio, la iglesia anglicana y las tumbas del cementerio de San Rafael y San Roque

Urbanismo rehabilitará el cementerio, la iglesia anglicana y las tumbas del cementerio de San Rafael y San Roque

Urbanismo rehabilitará el cementerio, la iglesia anglicana y las tumbas del cementerio de San Rafael y San Roque

Vía: Autora: Natalia Torres / Diario de Avisos

Años de olvido y desidia han llevado a que el cementerio de San Rafael y San Roque de Santa Cruz de Tenerife se encuentren en un estado de conservación que roza la ruina. Una disputa entre los técnicos municipales y los del Cabildo de Tenerife ha servido como excusa para que durante años no se haya afrontado la rehabilitación integral de este Bien de Interés Cultural en cuyo espacio se llegó a proyectar la construcción de un aparcamiento, alegando que ya no quedaban restos en las tumbas de este histórico camposanto en el que se encuentran enterrados numerosos protagonistas de la historia de la capital.

Este año, la Gerencia Municipal de Urbanismo ha asumido el compromiso de acometer la rehabilitación del interior del cementerio, presupuestando una partida de 100.000 euros. La iglesia anglicana que existe en el recinto es lo primero que se quiere abordar, habilitándola para el culto, para, seguidamente, acometer la rehabilitación de las tumbas.

José Ángel Martín, primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, considera esta intervención uno de los retos de la Gerencia para este año: “Con este dinero lo que pretendemos es empezar a rehabilitar el cementerio ya que tenemos un problema serio con la elaboración de un proyecto de rehabilitación integral”. Este impedimento tiene que ver con que “los técnicos del Cabildo y del Ayuntamiento no se ponen de acuerdo con el muro que separa el cementerio de la ciudad. Unos dicen que es parte del cementerio y se tiene que mantener y otros dicen que no”, explicó Martín.

El edil reconoce que ante este desacuerdo, “ahora mismo no tenemos una herramienta para darle una solución aunque eso no significa que vayamos a dejar de trabajar en sacar un proyecto integral para los próximos años”. “Sin embargo -continua el edil- nos hemos dado cuenta de que lo que sí podemos hacer es rehabilitar parte del cementerio y poner en uso e incluso para que se puedan oficiar algunos ritos religiosos como ya hemos visto”.

Apertura al público

Para abordar la intervención que se va a realizar en el interior de San Rafael y San Roque, “hemos hecho varias visitas y comprobado el estado en el que se encuentran las lápidas y las edificaciones del mismo e incluso hay una pequeña iglesia anglicana que está perfecta, que sólo habría que hacerle dos pequeños retoques para ponerla en uso”.

Según el primer teniente de alcalde ya se está haciendo la selección de cómo poner en uso de manera inmediata esta pequeña iglesia y a partir de ahí empezar a trabajar. “Cada tumba nos llevará entre tres semanas y un mes rehabilitarlas y en función de ese tiempo, nos permitirá ir incrementando el número de tumbas ya rehabilitadas”. El también concejal de Urbanismo señala que la rehabilitación de estas lápidas se hará en orden de mayor a menor importancia.

“También hay familias que se han puesto en contacto con nosotros y que tienen familiares en el cementerio que estarían dispuestas a correr con los gastos de rehabilitación y quizás también eso nos permita ir más rápido”, añadió. Martín asegura que se está haciendo un gran esfuerzo para “ponernos todos de acuerdo” y lograr que el camposanto se abra al público de forma permanente.

“Ahora abre dos o tres veces al año por motivos concretos y la intención es mantenerlo abierto todo el año, con un horario y que se pueda visitar y disfrutar”. El edil reconoce su sorpresa cuando lo visitó por última vez. “Pensé que iba a estar en peor estado y creo que ahí el área de Dámaso Arteaga (Obras y Servicios Públicos), que abordó todo el trabajo de limpieza, desbroce y mejora de los caminos, ha hecho un gran trabajo. Ahora toca rehabilitarlo”. José Ángel Martín insiste en que “si no se puede hacer la rehabilitación integral tendremos que ir con pequeñas actuaciones que no requerirán ningún tipo de problema”.

Una reforma largamente esperada

La Asociación Parque Funerario Cementerio San Rafael y San Roque ha venido clamando durante años por la protección de este espacio, por eso ahora, ante este nuevo anuncio de rehabilitación se muestra cautelosa. “Hemos visto como pleno tras pleno se anuncia la intervención pero al final no se hace. Si ahora se ejecuta, nosotros estaremos encantados de ayudar en lo que podamos”, señala su presidenta, Teresa Laborda.

Compartir:
Valorar este artículo