Actualizado: 14/12/2018
InicioNoticiasLos servicios funerarios de Sevilla ya pueden llevar a cabo las 18 incineraciones diarias

Los servicios funerarios de Sevilla ya pueden llevar a cabo las 18 incineraciones diarias

Los servicios funerarios de Sevilla ya pueden llevar a cabo las 18 incineraciones diarias

Vía: Alberto García Reyes

Hace dos años el Cementerio de San Fernando de Sevilla sólo tenía en funcionamiento un horno crematorio. Los otros dos que tiene instalados estaban averiados y no prestaban servicio. Eso provocó un éxodo generalizado para las incineraciones a diferentes pueblos de la provincia, como La Algaba, Tomares, Alcalá o Dos Hermanas.

Además, el camposanto sevillano carecía de personal suficiente para atender la demanda. Dos años después, los tres incineradores están a pleno rendimiento y se ha puesto en funcionamiento un cuarto destinado a restos. Eso quiere decir que los servicios funerarios municipales pueden llevar a cabo 18 cremaciones diarias, con lo que se cubre con creces la demanda.

Este dato pone al cementerio de Sevilla en el tercer puesto nacional en cuanto a capacidad, duplicando las coberturas que pueden prestar los cementerios de Valencia, Málaga, Zaragoza o Bilbao. Con el actual sistema de cuadrillas que garantiza el servicio durante todos los días del año con un mínimo de cinco empleados diarios, el cementerio de San Fernando tiene capacidad para realizar 6.570 cremaciones anuales. Sólo La Almudena de Madrid, con 8.500, y el camposanto de Barcelona, con 7.000, le superan.

Paralelamente a estas medidas, también se va a hacer una inversión en la ampliación del cementerio con varios proyectos. En primer lugar, se está llevando a cabo un programa de exhumaciones de oficio, es decir, de enterramientos cuyo plazo de vigencia ha vencido y no han sido reclamados por los familiares, para desocupar viejos espacios y reconstruirlos, lo que permitirá disponer de espacios para nuevos enterramientos.

En segundo lugar, se está finalizando la zona de ampliación con un coste de 64.557 euros y en la que se pondrán en uso otras 700 sepulturas en tierra, así como nichos y columbarios. Por último, se ha contratado la construcción de 996 nichos nuevos en pared por un importe de 417.636 euros.

No obstante, las incineraciones son un servicio en boga que ha provocado el descenso de visitantes al camposanto sevillano. Casi un cuarenta por ciento de los familiares de fallecidos en la ciudad optan por la cremación. Las lápidas, las flores y los cuidados a las tumbas han decrecido en los últimos años.

Los servicios funerarios han cambiado. Y el Ayuntamiento ha tenido que adaptarse a la corriente y entender que cada vez más gente requiere su servicio el día de la defunción y que muchos familiares ya no tienen que ir al cementerio a rendir tributo el Día de los Difuntos.

Compartir:
Valorar este artículo