Actualizado: 16/06/2021
InicioNoticiasEl sector funerario considera abusivo el alto precio que supone un entierro en la ciudad de Valladolid

El sector funerario considera abusivo el alto precio que supone un entierro en la ciudad de Valladolid

El sector funerario considera abusivo el alto precio que supone un entierro en la ciudad de Valladolid

Vía: el día de Valadolid

Los precios de los enterramientos en Valladolid son «claramente» elevados. El sector funerario critica al respecto los altos precios, al tiempo que califica de «abusivos» los precios que tiene en el mercado Nevasa, la empresa funeraria y cementerios municipales de Valladolid.

Luis Gómez, representante de la Asociación de Pompas Fúnebres, denuncia este hecho, ante lo que considera unos costes «desmesurados», que incluyen los derechos de inhumación y la inscripción en lápida. Unos costes, asimismo, a los que habría que añadir otros servicios como el tanatorio, el nicho o las flores, «lo que pone a Valladolid a la cabeza».

El también director de la Funeraria La Soledad de Valladolid, advierte de estos precios frente a los establecidos en capitales como Madrid o Barcelona donde no alcanzan tan siquiera los 700 euros por el mismo servicio de enterramiento que en Valladolid son 1.200 euros.

Así las cosas, Valladolid ha sumado hasta el pasado mes de septiembre un total de 2.653 enterramientos, lo que conllevará que a finales de año esta cifra supere ligeramente los 3.500. Son unos números similares a los registrados en 2012. Sin embargo, mientras estos datos se mantienen, el número de incineraciones siguen creciendo.

En concreto, las incineraciones van creciendo paulatinamente en los últimos años, destacando que del total de los enterramientos, una media del 35 por ciento de los familiares deciden incinerar a su ser querido. Pero todo depende de la compañía, porque desde el Grupo Funerario El Salvador, su gerente, Ignacio Morchón, destaca que en lo que va de año, más de la mitad de los enterramientos realizados en sus instalaciones del Camino del Cementerio, han sido incineraciones, frente al 30 por ciento que representaban solo hace dos años.

Morchón, en este sentido, destaca que el incremento del número de incineraciones se debe principalmente al cambio de cultura entre los vallisoletanos, pero también a la crisis, dado que es más barato que una inhumación, con el alquiler o compra de nicho. Con todo, destaca el aumento de cuota de mercado con la apertura de sus nuevas y modernas instalaciones

Compartir:
Valorar este artículo