Actualizado: 24/09/2021
InicioNoticiasLa Unión de Consumidores de España desglosa el costo de un entierro según la ciudad de residencia

La Unión de Consumidores de España desglosa el costo de un entierro según la ciudad de residencia

La Unión de Consumidores de España desglosa el costo de un entierro según la ciudad de residencia

Vía: El confidencial

La Unión de Consumidores de España (UCE) ha desmenuzado lo que cuesta morirse en varias ciudades españolas y llega a una conclusión: la incineración es muchísimo más económica que la inhumación en tumba o nicho. La diferencia, que puede llegar a los 2.200 euros, es debida principalmente al menor coste del ataúd, puesto que en la incineración se utilizan féretros de menor calidad y nunca supera los 1.280 euros. Además, la familia del fallecido también se ahorra la tumba o nicho donde guardar los restos (alquiler del espacio, colocación de la lápida, conservación de la sepultura…) y puede esparcir sus cenizas allá donde desee. En el caso de la inhumación, las tasas municipales son más altas y varían de unas ciudades a otras.

Los ritos funerarios, como casi todas las cosas, también están sujetos a cambios. En España, la cremación ha dejado de ser una opción minoritaria y, año tras año, gana terreno a los entierros tradicionales. Según los datos proporcionados por la UCE a Yatri, la empresa española especialista en el mercado funerario que ha elaborado el informe, Madrid es la ciudad más cara para enterrar a un ser querido: 690 euros dar sepultura a un fallecido, sin contar los demás trámites. La segunda ciudad más cara sería Barcelona, con un coste total de 433 euros la sepultura. El municipio más barato para la inhumación es Toledo, con 113,09 euros la tumba.

Más trámites administrativos

Todavía falta por incluir en la factura los trámites administrativos: de 200 a 300 euros, dependiendo del lugar donde vaya a descansar el fallecido. El coste del tanatorio oscila entre los 500 y los 1.800 euros. Féretros hay desde 450 euros hasta 8.200 y los nichos, para diez años, cuestan entre 450 y 900 euros.

La UCE recomienda evitar la compra de los arreglos florales a la entrada de los cementerios, ya que en este tipo de establecimientos el precio se incrementa considerablemente. Una corona común, con claveles, crisantemos y algún gladiolo supera los 130 euros, aunque en algunas funerarias puede superar los 150.

Compartir:
Valorar este artículo