Actualizado: 12/12/2017
InicioMedicina ForenseUn cámara fotográfica detecta un alfiler a tres kilómetros de distancia

Un cámara fotográfica detecta un alfiler a tres kilómetros de distancia

Un cámara fotográfica detecta un alfiler a tres kilómetros de distancia

Con el fin de tener un mejor peritaje de un homicidio o una explosión, el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) adquirió una cámara fotográfica de última generación, la cual es capaz de detectar un alfiler a una distancia hasta de tres kilómetros.

El aparato permite mayor control sobre las escenas del crimen y facilita a los peritos que hagan revisiones con imágenes de alta calidad.

El jefe del área de dictaminación pericial, Carlos Daniel Barba Rodríguez, explicó que la cámara Panoscam Mark III apoyará sobre todo peritajes de homicidios y explosiones y obtener más indicios y evidencia en escenas del crimen, gracias a su resolución de 680 megapixeles: un pixel es la menor unidad homogénea en color que forma parte de una imagen digital.

“Es una cámara fotográfica de alta resolución que nos toma una imagen o impresión en 360 grados (…), este equipo nos permite sacar una fotografía con muchísimo detalle; puede hacer un acercamiento, y se puede ver hasta un alfiler, y de eso se trata precisamente, de fijar”, dijo Barba Rodríguez.

El IJCF no dejará de utilizar la cámara fotográfica digital tradicional en sus actividades regulares.

De acuerdo con los protocolos de la realización de un peritaje en una escena del crimen o hallazgo de una persona asesinada, el perito en criminalista fija los indicios que encuentra y a éstos les toman fotografías, pero es común que algunos pasen inadvertidos por la luz en el lugar o las características del terreno. Las fotografías de alta resolución ayudarían a detectarlos después.

“Nos facilita muchísimo las investigaciones en los lugares de los hechos y nos permite hacer acercamientos por su gran capacidad de pixeles”, detalló el funcionario del IJCF.

La cámara de última generación puede ser utilizada tanto de día como de noche, en escenarios al aire libre o en los interiores de fincas; además, los peritos en materia de explosivos también la utilizan en hechos de accidente o provocados.

“Nos permite ir a la vanguardia y, en un futuro no muy lejano, ya será indispensable para hacer el escaneo o fijación de indicio más rápida, más acuciosa, más detallada; es un complemento del (perito) criminalista”, mencionó Barba Rodríguez.

La cámara fotográfica del IJCF

La cámara fotográfica Panoscan Mark III es utilizada por todas las agencias de investigación los Estados Unidos, y en México tan sólo la Procuraduría General de la República y el IJCF cuentan con esta herramienta. Cuesta cerca de 1.2 millones de pesos.

Exploración en alta resolución (toma de imágenes) en forma esférica en 54 segundos.

Calibración automática.

Balance de colores de manera automática.

Funcionamiento silencioso y sin vibraciones.

La unidad de rotación funciona en cualquier posición.

Las imágenes capturadas se pueden ver como panorama plano estándar o como películas de realidad virtual.

El escaneo con el sistema es rápido y permite una visualización instantánea sin procesamiento posterior.

Las imágenes pueden ser capturadas y ver en pocos segundos.

El sistema es ligero y portátil.

Compartir:
Valorar este artículo